viernes, 06 de diciembre de 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Desde una mirada territorial, la situación de la GIRSU en Argentina es crítica

Entrevista a Alejandro Jurado. Ecólogo Urbano. Co Fundador de La Ciudad Posible.

¿Cómo evalúa la realidad de nuestro país hoy en relación a la gestión integral de RSU? ¿Los municipios que tienen basurales a cielo abierto son los más o lo menos?

 

Desde una mirada territorial la situación de la GIRSU en nuestro país es crítica. Alrededor de 300 ciudades y comunas (de un total de 2300) tienen acceso a disponer sus RSU en condiciones adecuadas y seguras. La mayoría de las ciudades dispone en basurales a cielo abierto. Son aún menos las ciudades que tienen sistemas activos de separación en origen, recolección diferenciada para reciclaje o compostaje. Y muy pocas las que han desarrollado mecanismos para darle tratamiento a los residuos de generación universal. Además hay que considerar la deuda social con más de 200.000 recicladores que hoy prestan un servicio público de reciclaje con escaso o nulo reconocimiento institucional y económico

 

Hablando de reciclaje, ¿cuáles son los actores del proceso?

 

 Los fabricantes de los productos que terminamos descartando, los municipios encargados de la gestión, la industria del reciclado, los recuperadores urbanos formales e informales que hoy prestan un servicio ambiental con el recupero de materiales,  la ciudadanía en su rol protagónico que define qué consumir y dónde destinar aquello materiales que decide descartar.

 

¿Qué herramientas se deberían poner en marcha para convertir residuos en recursos?

 

Marcos regulatorios que articulen responsabilidades públicas y privadas, concebir productos desde la economía circular con impacto ecosistémico positivo, programas de financiamiento de mediano y largo plazo para inversiones en infraestructura, apoyo técnico y desarrollo de capacidades en gobiernos locales, incentivos fiscales al reciclaje y compostaje, aplicación efectiva de los principios de quien contamina paga, gradualidad y progresividad, incorporación de la GIRSU en la discusión publica y en la agenda política 

 

¿Reciclaje, aprovechamiento energético, vertedero? ¿Hacia dónde se está evolucionando?

 

Debería ir hacia la prevención de residuos, el ecodiseño de productos pensados para repararse o reutilizarse, por último reciclaje y compostaje. Sobre esto último hay un largo camino a recorrer si consideramos que la tasa de reciclaje estimada para Argentina de aprox 3%, y un porcentaje aún menor de la fracción de RSU orgánica  se compostan. En relación a las opciones de disposicion final, del rechazo entre vertedero e aprovechamiento energético, sin duda la situación  económica financiera del pais reduce la posibilidad de los diferentes niveles de gobierno para  adquirir tecnología de última generación y tampoco los municipios están en condiciones presupuestarias para sostener los costos de operación  por tonelada tratada.

 

¿Considera que los municipios tienen dificultades para garantizar la sostenibilidad (económica, de operación, de participación ciudadana) de la gestión final de los residuos sólidos urbanos? ¿Por dónde les recomienda comenzar? ¿Cuál cree es el rol de las provincias? 

 

Los municipios en los tiempos que corren han asumido competencias y servicios de orden provincial o nacional no siempre acompañados por la transferencia de los recursos necesarios. Seguridad, salud, control ambiental, empleo, valorización de residuos, entre otros aspectos de la gestion pública hoy demandan recursos económicos que los municipios no pueden sostener. En el sistema de reparto actual de los presupuestos públicos los gobiernos locales son los menos favorecidos y los que tienen cada día demandas creciente por proximidad a las problemáticas ciudadanas. Reciclar o compostar , y sus diferentes etapas para lograrlo, implica asignación de recursos extraordinarios por sobre los costos de recoleccion y disposición final. En la plataforma www recicladores.com.ar (desarrollada por Fundación AVINA y Compromiso Empresarial para el Reciclaje CEMPRE), compartimos algunas líneas de cómo los municipios pueden poner en marcha un sistema de reciclaje y fortalecer la girsu municipal. Una  hoja de ruta posible para avanzar en esta temática supone que los diferentes niveles del estado estén dispuestos a coordinarse para  propiciar la economía circular, compartiendo el propósito de transformar residuos en recursos, reconociendo los derechos de los trabajadores del sector, con voluntad política para facilitar compromisos y asumir las responsabilidades compartidas, pero diferenciada de empresas y ciudadanos, así como también desarrollar marcos institucionales  y reglas del juego que consoliden políticas públicas de largo plazo. 

Volver