viernes, 06 de diciembre de 2019
El tiempo - Tutiempo.net

El alumbrado público es un servicio que debe brindarse a la altura de la demanda de los ciudadanos

Entrevista a Fernando Deco. Magíster en Iluminación y 25 años al servicio del alumbrado público de la Municipalidad de Rosario.

¿Qué está pasando en los municipios con el tema de ahorro energético vinculado al alumbrado público? ¿Cómo se está avanzando en este sentido?

 

El alumbrado público, en la mayoría de los municipios, está descuidado. Muy pocos saben qué instalaciones tienen y menos de implementar un plan director de iluminación pública. No saber qué instalaciones componen el parque lumínico impide evaluar el ahorro que se haría con nueva tecnología. La carencia de funcionarios y cuerpos técnicos en los municipios, también juega en contra.

 

Algunas empresas proveedoras de luminarias son las que visitan a los municipios y tratan de convencerlos en la adopción de nueva tecnología por reemplazos directos de las instalaciones actuales a LED y con menor potencia, pero se olvidan de que se deben respetar los niveles que recomiendan las normas IRAM AADL J 2022, tanto en niveles como en uniformidades y esto ha obligado al cambio de instalaciones, debiendo agregar más de una luminaria por columna o aumentando la potencia.

 

¿Se puede hablar hoy de alumbrado público inteligente? ¿Cómo lo definirías?

 

Cuando se habla de alumbrado público inteligente se refiere a adoptar un control centralizado que permite el encendido, apagado y regulación de la iluminación a distancia. Esto es, que cada luminaria, generalmente de LED está asociada a una antena que transmite los datos necesarios para su control y a su vez, también registran datos eléctricos. Es factible también programar lo que se denomina calendarios para eventos especiales. En lo que respecta a Argentina, esto está implementado en la ciudad de Buenos Aires y Rosario ha comenzado a probar los mismos y ver sus prestaciones.

 

¿Qué medidas recomendarías a los municipios implementar para un buen alumbrado público?

 

Lo primero es establecer un plan director, para esto la Asociación Argentina de Luminotecnia ha editado una recomendación para tal efecto. Lógicamente para aplicar un plan director antes debe existir un plantel que lo pueda llevar adelante y éste es el principal problema. La mayoría de los municipios carece de personal capacitado y planteles formados.

Una vez que esté relevado el parque lumínico se pueden establecer las acciones a llevar adelante que es la programación de recambio de luminarias obsoletas y la diagramación de cómo se hará el mantenimiento.

Ante la avalancha de las empresas en instalar LED, muchas veces se deja de lado el respeto por las normativas vigentes y se promueven sólo por un ahorro de energía, muchas veces escaso, y por estar libres de mantenimiento, otra cosa imposible, ya que mantenimiento se deberá hacer, quizás más espaciado pero nunca libre del mismo.

 

¿Qué variables hay que tener en cuenta para planificar e implementar un sistema de alumbrado público sustentable y que satisfaga a la comunidad?

 

Las variables que se deben considerar son para lograr una iluminación adecuada, tanto en la calzada como en las veredas. Esto no se hace simplemente colocando LED, hace falta personal técnico que pueda determinar y calcular como será el sistema de iluminación, que es responsabilidad de los municipios y no de las empresas que se presentan. Hay que comprender que se trata de un servicio público que los municipios deben brindar a sus vecinos. Muchas veces las empresas dejan de lado esto y se preocupan solo por el tema de ahorro, que no siempre es así.

Planificar también comprende caracterizar las distintas arterias de la ciudad y no iluminar todo de la misma manera.

 

¿Es lo mismo ahorro energético  que eficiencia energética? ¿Por qué? 

 

Aquí hay que hacer una diferencia en los términos que muchos interpretan que son sinónimos. Por ejemplo, tomemos una avenida y procedamos al apagado total de la misma. Es evidente que el gasto y consumo de energía sería cero, por lo cual estaríamos ahorrando energía pero no iluminando.

Hablar de eficiencia energética es evaluar esa avenida con la iluminación existente y ver si implementando una nueva tecnología se logra mantener los niveles de iluminación con un menor gasto de energía. Aquí estaríamos aplicando el concepto de eficiencia.

Como ejemplo práctico muestro lo que pasó con la iluminación del Monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario.

 

La iluminación original que tenía la torre del monumento nacional a la bandera estaba compuesta por:

 

 

4 proyectores de 1800 vatios, en total 7200 vatios

20 proyectores de 400 vatios, en total 8000 vatios

 

Por lo tanto la potencia instalada era: 15.200 vatios.

 

En la imagen que sigue, que muestra la torre del monumento apagada por las piedras que cayeron durante una tormenta y rompieron a todos los proyectores, sería el ejemplo de ahorro. Es decir estaríamos ahorrando 15.200 vatios de potencia instalada.

 

 

 Como se puede observar, si bien el ahorro de potencia o energía es considerable, la imagen del monumento deja de tener atractivo.

 

Cuando sucedió este hecho se pensó en volver a iluminar la torre pero con el concepto de eficiencia, es decir, lograr una iluminación igual a la que existía o bien mejor.

 

Se planteó utilizar tecnología LED. Además, como mencioné anteriormente, no sólo se trata de poner LED sino de realizar un proyecto lumínico, para este caso se pidió a su vez, colaboración al Departamento de Luminotecnia, Luz y Visión (DLLyV) de la Universidad Nacional de Tucumán de manera, que se formó un grupo de estudio entre personal de alumbrado público y del monumento de la ciudad de Rosario y  expertos del Departamento de Luminotecnia, Luz y Visión.

 

Luego del estudio técnico realizado se decidió iluminar con tecnología LED y, a su vez, reproducir la bandera argentina en la misma torre que indica su creación.

 

En la fotografía que sigue se aprecia esta nueva iluminación.

 

 

La iluminación está compuesta por:

 

24 luminarias LED de 65 vatios, en total: 1.560 vatios.

 

Aquí se aplicó el concepto de eficiencia energética, se iluminó la torre, se mejoró su vista y el consumo es cercano al 10% de la iluminación anterior.

 

¿Existe un avance en los municipios sobre la tecnología LED?

 

No existe un avance masivo. En realidad la ciudad de Buenos Aires es la que en Argentina tiene el parque mayor, casi el 90% del mismo. En otros municipios hay instalaciones de ciertos lugares característicos, como ser, una avenida, un parque, una plaza o un acceso.

 

¿Cuáles son las tendencias actuales en alumbrado público?

 

Las tendencias actuales en la iluminación es un nuevo paradigma. Las luminarias LED, telegestión y nuevas formas de diagramar el control y el mantenimiento. Eliminar la iluminación a descarga en gas (mercurio, mercurio halogenado y sodio) por LED, siempre que se respeten los niveles normativos, no sólo para mejora de la eficiencia energética sino además, para disminuir  el mercurio que presentan las lámparas de descarga, que como sabemos es un componente tóxico importante. 

 

¿Cuáles consideras que son los principales retos que tienen que resolver hoy los municipios de nuestro país en materia energética?

 

Los municipios del país tienen que comprender que la iluminación pública es un servicio público y como tal debe brindarse y mantenerse de acuerdo a las exigencias de la comunidad.

Para que se pueda realizar un estudio energético, lo primero es que los municipios tengan un área para tal efecto o bien se apoyen en centros de estudio, ya sean universitarios o laboratorios. Sin este requisito es muy difícil que el tema energético sea tratado en los municipios. También sería importante, como mencioné anteriormente, que los municipios conocieran en plan director que se puso en marcha hace unos años y presentado en conjunto con la Secretaría de Energía de la Nación. Este documento ilustra todos los aspectos que debe contemplar un municipio para brindar el servicio de alumbrado público de manera eficiente, tanto energéticamente como lumínicamente.

Volver