viernes, 02 de diciembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net

Informe Mundial de las Ciudades 2022

Transición hacia futuros urbanos residentes y sostenibles.

En el marco de la undécima sesión del Foro Urbano Mundial,ONU-Habitat se realizó el lanzamiento del "Informe Mundial de las Ciudades 2022: Previendo el futuro de las ciudades". El intrumento tiene por objetivo brindar mayor claridad e información sobre el futuro de las ciudades en función de las tendencias, los desafíos y las oportunidades existentes, así como las condiciones disruptivas, incluidas las valiosas lecciones de la pandemia de COVID-19; y sugerir formas en que las ciudades pueden estar mejor preparadas para hacer frente a una amplia gama de impactos y la transición a futuros urbanos sostenibles. Dicho informe propone un estado de preparación informado que brinda la oportunidad de anticiparse al cambio, corregir el curso de acción y conocer mejor los diferentes escenarios o posibilidades que ofrece el futuro de las ciudades.

La pandemia de COVID-19 no significa el fin de las ciudades: transición hacia futuros urbanos resilientes y sostenibles
 
Capítulo 1
 
La diversidad y la visión del futuro de las ciudades
 
Si bien la pandemia de COVID-19 dominó los dos años entre las ediciones del Informe sobre las ciudades del mundo y trastocó muchos aspectos de la vida urbana, este Informe llega en un momento en que los acontecimientos mundiales crean entornos cada vez más dinámicos para los actores urbanos. Aunque en todo el mundo se han levantado las restricciones de salud pública y los cierres de fronteras que hicieron del COVID-19 un aspecto tan dominante de la vida urbana, el virus continúa resurgiendo periódicamente y algunos países todavía tienen medidas estrictas. Recientemente, el mundo ha sido testigo de un aumento repentino en la inflación y el costo de vida, junto con interrupciones en la cadena de suministro, lo que está afectando gravemente la recuperación de las economías urbanas. Los conflictos armados nuevos y persistentes han alterado el orden geopolítico y han contribuido a la incertidumbre económica mundial.
 
Puntos de política
1) El surgimiento de la urbanización como megatendencia global está entrelazado con los desafíos existenciales que el mundo ha enfrentado en los últimos 50 años.
2) El desarrollo de la resiliencia económica, social y ambiental, incluida la gobernanza adecuada y las estructuras institucionales, debe estar en el centro del futuro de las ciudades.
3) La naturaleza disruptiva de COVID-19 y las incertidumbres globales emergentes son todos recordatorios claros de que las áreas urbanas deben estar preparadas para un futuro impredecible y en constante cambio.
4) Cualquier visión de un futuro optimista de las ciudades debe incorporar un nuevo contrato social con ingresos básicos universales, cobertura de salud y vivienda.
5) Localizar la Nueva Agenda Urbana y el ODS 11 es el camino más prometedor hacia el escenario optimista de los futuros urbanos.
 
Capítulo 2
 
Escenarios de Futuros Urbanos: Grado de Urbanización
 
Una nueva definición armonizada, denominada Grado de Urbanización, facilita las comparaciones internacionales de urbanización. Al definir tres clases principales de asentamientos humanos (ciudades, pueblos y áreas semidensas y áreas rurales), el Grado de Urbanización captura el continuo urbano-rural recomendado por la investigación. Proporciona un camino para superar el desafío fundamental relacionado con el seguimiento de las tendencias urbanas y las agendas de desarrollo que ha persistido a lo largo de los años: la falta de una definición unificada de lo que constituye "urbano" y su medición precisa.
 
Este capítulo proporciona una perspectiva única sobre las tendencias futuras utilizando el Grado de Urbanización y los datos que emanan de este nuevo enfoque armonizado. Específicamente, proporciona escenarios que nos permiten comprender los cambios demográficos y espaciales anticipados a lo largo del continuo urbano-rural en varias regiones, así como sus impulsores.
 
Puntos de política
1) Las densidades de las ciudades en los países de bajos ingresos deben planificarse y administrarse de manera que el crecimiento futuro no ejerza presión sobre los terrenos abiertos, la infraestructura y los servicios existentes y, por un lado, provoque hacinamiento o una expansión insostenible por el otro.
2) Las capacidades de planificación mejoradas para las ciudades pequeñas y las ciudades emergentes más nuevas fortalecerán el importante papel que desempeñan en el continuo urbano-rural para lograr futuros sostenibles.
3) La planificación de ciudades y pueblos amigables con las personas mayores que ofrezcan una buena calidad de vida para todos los habitantes de todas las generaciones es fundamental para un futuro sostenible.
4) La planificación urbana y territorial eficaz es fundamental para mitigar los efectos sociales, económicos y ambientales negativos asociados con el futuro crecimiento urbano.
5) La planificación urbana y territorial eficaz es fundamental para mitigar los efectos sociales, económicos y ambientales negativos asociados con el futuro crecimiento urbano.
 
 
Capítulo 3
 
Pobreza y desigualdad: ¿características perdurables de un futuro urbano?
 
Las ciudades generan riqueza pero también concentran pobreza y desigualdad. Desde los barrios marginales superpoblados en el mundo en desarrollo hasta la falta de vivienda y los bolsillos de indigencia en el mundo desarrollado, la pobreza urbana y la desigualdad toman muchas formas. No podemos imaginar un futuro brillante para las ciudades cuando la desigualdad parece estar aumentando a nivel mundial y la pobreza en ciertas regiones. Cómo abordar la pobreza y la desigualdad se encuentran entre los desafíos más apremiantes que enfrentan las áreas urbanas; y mejorar los ingresos y una amplia gama de oportunidades para todos es esencial para lograr un futuro urbano optimista. La agenda de desarrollo global le da un lugar privilegiado al tema, con el ODS 1, que llama a un mundo en el que “terminamos con la pobreza en todas sus formas en todas partes”. Si no se aborda la pobreza urbana, este objetivo seguirá siendo difícil de alcanzar.
 
Puntos de política
1) La visión de futuros urbanos equitativos no se logrará a menos que las ciudades y los gobiernos subnacionales tomen medidas audaces para abordar la presencia generalizada de la pobreza y las desigualdades urbanas.
2) Dentro de la ventana de la Década de Acción (2020-2030), las ciudades y los gobiernos subnacionales deben adoptar un enfoque multidimensional para abordar la pobreza y la desigualdad.
3) Invertir y extender la infraestructura y los servicios a los barrios desfavorecidos es una palanca de política crítica para abordar la pobreza y la desigualdad.
4) Apoyar el empleo informal es fundamental para construir futuros urbanos inclusivos.
5) Los enfoques transformadores de género son cruciales para construir futuros urbanos inclusivos.
 
Capítulo 4
 
Economías urbanas resilientes: un catalizador para futuros productivos
 
La economía urbana es parte integral del futuro de las ciudades. Dada la magnitud de la contribución de las ciudades a la economía nacional, el futuro de muchos países estará determinado por la productividad de sus áreas urbanas. La gente se reunió primero en asentamientos humanos más densos con el propósito de comerciar en los mercados, y este aspecto fundamental de la vida urbana ha evolucionado con el tiempo. Las economías urbanas de hoy son sistemas complejos vinculados al comercio global y los flujos de capital, en los que las entidades extranjeras pueden poseer la propiedad de al lado y los eventos distantes pueden afectar los precios de los bienes locales. Las ciudades deben ser más inteligentes que nunca sobre cómo posicionar sus economías para el máximo beneficio de todos los residentes, al mismo tiempo que protegen el medio ambiente y mejoran la calidad de vida de su ciudad.
 
Puntos de política
1) Las ciudades deben priorizar la diversificación económica como un pilar crítico para construir economías urbanas resilientes y futuros urbanos productivos en línea con la Nueva Agenda Urbana.
2) La planificación urbana y territorial sostenible respaldada por estructuras de gobernanza eficaces es fundamental para construir economías urbanas resilientes y futuros urbanos productivos.
3) Las economías urbanas son más productivas en sociedades pacíficas y estables.
4) Los gobiernos deben implementar intervenciones específicas, como redes de seguridad social adaptadas para fortalecer las capacidades de los grupos marginados.
5) Las finanzas municipales sostenibles e innovadoras son fundamentales para futuros urbanos optimistas.
 
 
Capítulo 5
 
Asegurar un futuro urbano más verde
 
El cambio climático y las preocupaciones ambientales dominan cada vez más los escenarios futuros. El aumento de los fenómenos meteorológicos extremos y los desastres naturales como inundaciones, olas de calor y deslizamientos de tierra afectarán más a las zonas urbanas, lo que hace que la adaptación al cambio climático sea una preocupación primordial. Mientras tanto, las áreas urbanas son responsables de la mayoría de las emisiones de carbono del mundo. Como tal, la transición a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero debe ocurrir tan pronto como sea posible. Las ciudades pueden hacer su parte adoptando una amplia gama de opciones.
 
Puntos de política
1) Lograr el cero neto también depende de la acción a nivel subnacional y de la ciudad. Por lo tanto, los formuladores de políticas en todos los niveles deben reconocer y apoyar el papel de las áreas urbanas en la transición a cero emisiones netas.
2) Las soluciones basadas en la naturaleza deben ser parte de los procesos de planificación inclusivos para futuros urbanos sostenibles: la acción local para asegurar futuros más verdes no puede pasar por alto su papel vital.
3) En la toma de decisiones ambientales, se deben escuchar diversas voces y perspectivas para minimizar las incertidumbres en los caminos para asegurar futuros urbanos más verdes.
4) Varios niveles de gobierno e instituciones deberían aprovechar el potencial de las asociaciones internacionales, como las redes transnacionales y los movimientos sociales, para generar futuros urbanos más verdes.
 
Capítulo 6
 
Planificación Urbana para el Futuro de las Ciudades
 
Las ciudades son sistemas complejos que crecen, se desarrollan e incluso se reducen en función de una variedad de fuerzas. La planificación es una herramienta esencial para dar forma al futuro de las ciudades, ya que los asentamientos humanos no planificados son propensos a la expansión, el uso ineficiente de la tierra, la conectividad deficiente y la falta de servicios municipales adecuados. Una buena planificación urbana es uno de los tres pilares de las ciudades sostenibles, sin el cual es poco probable que las ciudades logren el escenario optimista de los futuros urbanos.
 
Puntos de política
1) Los programas de recuperación post-COVID no solo deben centrarse en la recuperación económica, sino también en la inclusión social y la acción climática.
2) Se debe volver a enfatizar la importancia del desarrollo compacto, la densidad controlada y la prevención del hacinamiento en la resiliencia de la ciudad en vista de las crecientes preocupaciones sobre el hacinamiento en las ciudades durante las pandemias.
3) Las ciudades deben implementar las mejores prácticas y herramientas de políticas, como la planificación de vecindarios sostenibles, el concepto de ciudad de 15 minutos y los planes de movilidad urbana sostenible (SUMP) que han sido efectivos para hacer que las ciudades sean más resilientes.
4) Los sistemas de transporte público seguros, asequibles y confiables son sostenibles y deben integrarse con la movilidad activa.
5) Existe una necesidad urgente de centrarse en fortalecer los enfoques integrados de planificación urbana y territorial que consideren las interacciones entre las áreas urbanas, periurbanas y rurales.
 
 
Capítulo 7
 
Salud pública y futuros urbanos sostenibles
 
Como lo atestigua la historia, la resiliencia y la escalabilidad de las ciudades se sustentan en una salud pública eficaz. Más allá de los hospitales, los medicamentos y las vacunas, la provisión equitativa de infraestructura que promueva la salud, como espacios verdes, viviendas mejoradas, agua potable limpia y segura, y extensos sistemas de alcantarillado para eliminar de manera segura los desechos humanos, son componentes mínimos necesarios para garantizar la salud pública en las áreas urbanas. Si bien el COVID-19 condujo a la primera gran pandemia mundial en un siglo, el futuro presagia más epidemias y pandemias. La salud pública está ahora una vez más a la vanguardia en la visualización del futuro de las ciudades.
 
Puntos de política
1) Cuando la salud se reconoce y se actúa como una prioridad en todas las intervenciones urbanas, existen posibilidades vitales para lograr múltiples beneficios para el bienestar y fomentar futuros urbanos inclusivos, resilientes y sostenibles.
2) La recopilación continua de datos desglosados es esencial para revelar la imagen real de los riesgos para la salud urbana que cambian rápidamente en múltiples niveles para la formulación y acción de políticas efectivas para garantizar que los formuladores de políticas "no dejen a nadie atrás".
3) Los desafíos de la inequidad en salud, a menudo arraigados en la exclusión geográfica, política y socioeconómica, pueden abordarse a través de iniciativas locales desarrolladas conjuntamente con los residentes para promover la salud en vecindarios marginados y apoyar futuros urbanos más equitativos.
4) La expansión de la atención médica universal es una prioridad clave para promover la salud para futuros urbanos inclusivos, resilientes y sostenibles, así como para fortalecer la preparación del sistema de salud para un futuro de epidemias y pandemias.
5) Los gobiernos locales receptivos y responsables juegan un papel fundamental en el desarrollo de intervenciones holísticas efectivas basadas en el lugar que pueden generar múltiples beneficios colaterales para la salud, la inclusión y la mitigación del cambio climático.
 
 
Capítulo 8
 
Repensando la Gobernanza Urbana para el Futuro de las Ciudades
 
Cualquiera que sea el futuro desafío urbano al que se enfrenten las ciudades, ya sea la pobreza, la salud, la vivienda o el medio ambiente, la gobernanza urbana siempre tiene un papel facilitador fundamental para garantizar que las capacidades y los recursos de las instituciones y las personas coincidan con sus responsabilidades y deseos. El desarrollo urbano sostenible no es posible sin una gobernanza urbana multinivel eficaz, incluidos los gobiernos locales, la sociedad civil y los gobiernos nacionales. Los gobiernos se han puesto a prueba severamente desde 2020, lo que significa que ahora es el momento de repensar la gobernanza urbana y poner a las ciudades en el camino hacia un escenario futuro optimista.
 
Puntos de política
1) En una era de amenazas e interrupciones globales, como pandemias, desastres naturales y conflictos armados, la gobernanza urbana debe ser flexible y adaptable.
2) Dado que las ciudades son más mixtas culturalmente y con una mayor distancia entre los ciudadanos y el gobierno, es esencial generar confianza y legitimidad, incluida la protección de la privacidad de los datos.
3) Los gobiernos deben tener una legitimidad política e institucional adecuada, roles claramente definidos y necesitan capacidad y recursos que cumplan con sus responsabilidades.
4) Existe la necesidad de marcos regulatorios más claros y descentralizados para permitir más ingresos de fuente propia, préstamos municipales y emisión de bonos y transferencias gubernamentales más regulares.
5) El gobierno debe revisar su relación entre el sector privado y la sociedad civil, con especial atención a los grupos subrepresentados para co-crear estrategias como la remunicipalización, las finanzas dirigidas por la comunidad y formas de coproducción de servicios urbanos.
 
 
Las ciudades prósperas del futuro probablemente serán aquellas que reconozcan y aprovechen las oportunidades para actuar como plataformas para la innovación.
 
Capítulo 9
 
Innovación y tecnología: hacia futuros urbanos basados ​​en el conocimiento
 
Los avances tecnológicos y los futuros urbanos están íntimamente relacionados. El futuro de las ciudades estará basado en el conocimiento, impulsado en gran medida por la innovación y el uso generalizado de nuevas tecnologías y la digitalización de prácticamente todas las facetas de la vida urbana. Las innovaciones tecnológicas definen el siglo XXI. Las ciudades están pasando por una ola de digitalización que está remodelando la forma en que los habitantes urbanos viven, trabajan, aprenden y juegan. La tecnología es muy prometedora para mejorar los medios de vida urbanos, pero también existen riesgos de que la tecnología de las ciudades inteligentes invada la privacidad. Mientras tanto, las ciudades compiten por negocios basados ​​en la innovación en una carrera que creará tanto ganadores como perdedores en los futuros urbanos.
 
Puntos de política
1) El despliegue de innovación y tecnología debe adaptarse a la diversidad del contexto urbano.
2) Las ciudades deben considerar las externalidades ambientales negativas al invertir en tecnologías bajas en carbono, digitales y conectadas.
3) Las economías urbanas deben estar adecuadamente preparadas para los efectos del avance de la automatización y la digitalización.
4) Para evitar la comunicación unidireccional de arriba hacia abajo, el despliegue de herramientas digitales para abordar los desafíos urbanos debe ser inclusivo, colaborativo y empoderador.
 
Capítulo 10
 
Construyendo Resiliencia para Futuros Urbanos Sostenibles
 
Cualquier escenario de futuros urbanos descrito en este Informe enfrentará impactos y tensiones inesperados. ¿Se derrumbará una ciudad determinada como un castillo de naipes o resistirá cualquier futuro impredecible que se le presente? La respuesta a esa pregunta radica en la resiliencia de una ciudad, una capacidad que cierra toda la discusión hasta este punto. Un mensaje clave que recorre este Informe es que la creación de resiliencia económica, social y ambiental, incluidas las estructuras institucionales y de gobernanza adecuadas, debe estar en el centro del futuro de las ciudades. Las ciudades que están bien planificadas, administradas y financiadas tienen una base sólida para prepararse para futuras amenazas desconocidas. Además, las ciudades que son socialmente inclusivas y trabajan para todos sus residentes también están mejor posicionadas para enfrentar problemas ambientales, de salud pública, económicas.
 
Puntos de política
1) Construir resiliencia para futuros urbanos sostenibles requiere una vinculación integrada de los diversos pilares de la agenda mundial de desarrollo sostenible.
2) La construcción de resiliencia urbana es un proceso multisectorial, multidimensional y de múltiples partes interesadas que requiere un claro cambio de trayectoria con respecto a caminos anteriores.
3) El desarrollo eficaz de la capacidad de resiliencia urbana requiere la integración en todos los gobiernos locales.
4) Los gobiernos tienen una hoja de ruta para la resiliencia urbana en la agenda mundial de desarrollo sostenible.
5) Las ciudades, los gobiernos subnacionales y otros actores urbanos deben priorizar urgentemente los enfoques ascendentes al diseñar intervenciones de resiliencia urbana.
6) Desarrollar resiliencia requiere instrumentos financieros innovadores y sostenibles más allá de las herramientas fiscales tradicionales a disposición de las ciudades y los gobiernos nacionales.
7) La planificación urbana integrada es un componente esencial y un requisito previo para futuros urbanos resilientes.
8) Extender la protección social a los trabajadores del sector informal es fundamental para el desarrollo inclusivo y futuros urbanos resilientes.
9) Invertir en infraestructura urbana clave debe ser un requisito previo para construir futuros urbanos sostenibles y resilientes.
10) Los formuladores de políticas deben combinar las evaluaciones de riesgos urbanos con soluciones apropiadas.
11) La visión y la implementación de planes de resiliencia urbana deben priorizar a las comunidades más pobres y vulnerables.
12) La construcción de resiliencia urbana no tendrá éxito sin la participación pública.
 
Este nuevo informe exige un mayor compromiso por parte de los gobiernos nacionales, regionales y locales, y alienta una mayor adopción de tecnologías innovadoras y conceptos de vida urbana. El informe reafirma la idea de ONU-Habitat de que lograr ciudades equitativas e inclusivas implicará un nuevo contrato social en forma de renta básica universal, cobertura sanitaria, así como vivienda y servicios básicos para todas las personas.
 
Acceda al Informe completo: https://unhabitat.org/sites/default/files/2022/06/wcr_2022.pdf
 
Fuente: ONU-Habitat

Mas Noticias

Te Recomendamos

Volver