martes, 28 de junio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net

Biodigestor, solución para el tratamiento de residuos

Solución definitiva y ecológica para el tratamiento de líquidos cloacales.

En Argentina, solo el 56% de la población tiene acceso a cloacas. Por eso es importante brindar una solución definitiva y ecológica que permita solucionar el tratamiento de líquidos cloacales, reutilizando el 100% del agua de las viviendas y destinarla a riego.

Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, la eliminación de la materia fecal en los cursos de agua, favorece la aparición de “enfermedades de transmisión hídrica” pero también las aguas servidas son causantes de síndrome urémico hemolítico, hepatitis, fiebre tifoidea, leptospirosis y cólera.

Los restos de orgánicos en general son arrastrados por una corriente de agua, detergentes y sanitizantes. Constituyendo así un líquido potencialmente contaminante.

Su característica contaminante, no es debido a que haya sustancias tóxicas en su composición, sino que es a causa de su capacidad para demandar y agotar el oxígeno disuelto en los cursos de agua. Ya sea porque el efluente es vertido directamente a un río o arroyo, o por vía indirecta previo paso por la planta depuradora cloacal municipal. La cual no está preparada para recibir efluentes cloacales.

Medir este indicador en calidad de vida, permite conocer el nivel de población expuesta a posibles problemas de salud debido a transmisión hídrica. En Argentina, solo el 56% de la población tiene acceso a Saneamiento Cloacal (obras de cloacas).

Es importante brindar una solución al sistema de Saneamiento Cloacal, de manera definitiva y ecológica que permita solucionar el tratamiento de líquidos cloacales reutilizando el 100% del agua de las viviendas y destinarla a riego por goteo mediante Plantas de Tratamiento de Efluentes de escala domiciliaria.

¿Cómo podemos tratarlo?

Por medio de biodigestores, que son tanques que se cargan con residuos orgánicos. En su interior producen la descomposición de la materia orgánica.

El modo de depurarlo es simulando, en el mismo lugar en donde se generan los efluentes, el proceso biológico que se llevaría a cabo en el cuerpo de agua si éste llegara “crudo”. Dicho proceso se lleva a cabo en una planta en la que la materia orgánica residual se separa, se absorbe y digiere por medio de una comunidad microbiana que vive en la planta, y finalmente se desinfecta para su vertido o reúso en riego sub-superficial.

En aquellos sitios en donde sea apropiado, puede completarse el proceso exponiendo el efluente final a la acción de la luz solar para crear un estanque en el que puedan crecer otras formas de vida como micro algas, plancton, plantas y peces. Esta transformación del efluente permite el reúso en forma superficial, a la vez que se aprovechan mejor los nutrientes como fósforo y nitrógeno.

Por Ciro Panizio. Co-fundador de GEA Sustentable y GEA Bio

Fuente: Asociación para el Estudio de Residuos Sólidos (ARS)
 

Mas Noticias

Te Recomendamos

Volver