miércoles, 16 de junio de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Elisa Quartucci*

Economista y Magíster en Estrategias. Docente e Investigadora Universitaria.

La promoción local de la industria de videojuegos

La promoción del desarrollo económico local de la mano de la economía del conocimiento. Por Elisa Quartucci.
Introducción
 
Desde hace ya varios años escuchamos hablar de las nuevas funciones asumidas por los municipios, más allá de sus competencias y funciones tradicionales. La promoción del desarrollo económico aparece como una de las principales a partir de que los gobiernos locales comenzaron a adoptar políticas y acciones orientadas a la reactivación económica y la creación de empleo con la intención de dar respuesta a los reclamos de la comunidad. Sumado a ello, la irrupción de la llamada “Economía del Conocimiento” pone al Estado –y en particular, al local- como un actor estratégico en la promoción de la actividad económica.
 
Como es sabido, la “Economía del Conocimiento” está conformada por actividades que se caracterizan por la innovación y el uso intensivo de tecnologías, siendo el conocimiento y las ideas de las personas los factores centrales de producción. Las actividades que incluye son los servicios basados en conocimiento, la industria espacial y la bioeconomía -actividades de alto valor agregado que al desarrollarse facilitan la adopción de nuevas tecnologías y crean empleo de alta y baja calificación a lo largo de la cadena productiva-, y las nuevas tecnologías e industria 4.0 -estas últimas revolucionan la manera de producir bienes y servicios-. Los servicios basados en el conocimiento incluyen a la actividad servicios informáticos y, en particular, a los videojuegos, animación y simulación.
 
Con la sanción de la ley de Economía del Conocimiento en 2019 y la instrumentación de programas de apoyo a la industria de videojuegos, varios municipios se enfocaron en esta actividad. En particular, la industria de videojuegos presenta una serie de factores diferenciales, como: la potencialidad de crecimiento; el alto valor agregado que al desarrollarse facilita la adopción de nuevas tecnologías; las posibilidades crecientes de exportaciones de bienes y servicios basados en el conocimiento contribuyendo a diversificar la oferta exportadora; la generación de empleos de alta y baja calificación a lo largo de la cadena productiva, reduciendo la brecha de género, entre otros. Además, el desarrollo de este ecosistema impacta en el resto de la economía.
 
Bahía Blanca es una de las ciudades en las que se han decidido impulsar políticas públicas orientadas a promover y fortalecer  la industria de videojuegos. Veamos por qué se ha decidió adoptar esta estrategia de desarrollo productivo a nivel local.
 
Importancia de la industria de videojuegos en el mundo y en Argentina
 
A nivel mundial, el mercado de los videojuegos muestra en los últimos años un notable crecimiento que generó más de 130 mil millones de dólares y, según el último reporte de Global Data, gracias a innovaciones como Mobile y Cloud Gaming, llegará a generar 300 mil millones para el año 2025.
 
Por otra parte, y tal como se señala en diferentes artículos periodísticos, de acuerdo a estudios recientes publicados por la compañía sueca Redeye[1],la industria de los videojuegos será una de las favorecidas por la pandemia de coronavirus debido fundamentalmente al surgimiento de un nuevo público consumidor como consecuencia de las medidas de aislamiento; es decir que esta industria tendrá una resiliencia que le permitirá no sufrir los efectos colaterales de la crisis económica.  De allí la importancia de promover a nivel local este tipo de industrias que tienen un impacto en la actividad económica y la generación de puestos de trabajo.
 
En Argentina, de acuerdo a datos del Observatorio de la Economía del Conocimiento[2], los videojuegos generaron unos US$ 34 millones en 2017. En el año 2020 dicha industria superó los US$ 72 millones y continúa en plena expansión[3].
 
A pesar del crecimiento registrado en los últimos años, se trata de una industria joven que empezó a constituirse como tal a principios de los años 2000 y en la que el 80% son micro y pymes posicionadas con ventaja en la región.
 
La industria está presente fundamentalmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias de Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires donde existen alrededor de 200 estudios de videojuegos (formales e informales) que generan unos 2.000 puestos de trabajo. También hay empresas internacionales o multinacionales que contratan trabajo argentino.
 
A partir de los informes 2019 y 2020 que el Observatorio de la Industria de Videojuegos[4] -dependiente de la Universidad Nacional de Rafaela- realizó entre asociados (estudios y emprendedores) a la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentina (ADVA), pueden extraerse las siguientes conclusiones y particularidades que presentan las empresas de nuestro país:
 
  1. Considerando el universo de empresas que adoptaron alguna forma societaria, se verifica que en el período 2015-2020 se realizaron el 60% de los registros formales mientras que el 28% se formalizó entre los años 2010 y 2014.
  2. El análisis de las formas jurídicas adoptadas por las empresas muestra que un 37% está registrado como monotributista, seguido por el formato de S.A.S (14%), S.A. (11%) y S.R.L. (10%); aclarando que un 25% de las firmas no está registrada.
  3. Con respecto a los clientes de estas empresas, el informe señala que un 60% tiene entre sus clientes a compañías de publicidad/advergames, un 57% a otros estudios de juegos, un 40% a compañías con IP y un 37% a instituciones estatales.
  4. A fin de categorizar el tamaño de las empresas, el estudio muestra que la mayoría de las encuestadas son micro: un 86% de ellas si se considera la facturación y un 82% si se tiene en cuenta el empleo -en tal caso 56 empresas declaran tener 1 solo empleado-. En el mismo sentido, el 71% afirma no tener empleados en relación de dependencia.
  5. Una característica a destacar es que durante 2019 el 93% de los encuestados no solicitó financiamiento bancario, atribuyendo tal situación a la falta de líneas atractivas para el sector (por ejemplo, líneas de créditos contingentes).
  6. Si se analiza hacia dónde se dirige la producción nacional  se observa que un 43% de los juegos son vendidos en Estados Unidos y Canadá, seguido por el mercado local (Argentina) con un 23% y por Europa con un 20%. El porcentaje restante es demandado por Latinoamérica, Asia, Oceanía y África (Informe edición 2020). Complementando lo antedicho, señala que si bien el mercado occidental resulta el más atractivo, el acceso al mercado asiático -principalmente China- comienza a adquirir mayor relevancia dada la tendencia a disminuir sus barreras a la entrada.
  7. La facturación total de la industria se encuentra concentrada en empresas que facturan más de U$D 100.000. Esta tendencia del mercado nacional es la misma que se verifica a nivel global.
  8. El análisis de la formación de los empleados muestra que el 21% realizaron o se encuentran realizando alguna carrera universitaria o terciaria relacionada con videojuegos. Además, el informe consigna que a nivel público sólo existe una oferta de grado específica en la temática y algunas públicas y privadas de pregrado.
Una cuestión que merece una consideración especial es que dada la variedad de perfiles demandados por la industria y, en consecuencia, las oportunidades laborales y profesionales que genera, resulta relevante fomentar la oferta de formación en materia de videojuegos. La industria no solo demanda perfiles vinculados con la tecnología sino que también requiere de otras disciplinas, como diseño gráfico, programación, arte 2D y 3D, producción, música y sonido, animación, guión, ilustración y testeo, entre otras. El informe mencionado anteriormente señala también que el 85% de las empresas consultadas mencionaron que el manejo del idioma inglés -tanto oral como escrito- resulta uno de los conocimientos necesarios para desempeñarse en el rubro. De lo antedicho surge la necesidad de reforzar la oferta formativa brindaba por las universidades e institutos como también de cursos y capacitaciones promovidos por los entes gubernamentales y entidades de la sociedad civil vinculadas con la temática.
 
Por último debe considerarse que la industria de videojuegos permite abordar también la cuestión de género dado que si  bien la participación de las mujeres en la industria aún es baja, a fines de 2019 surgió en nuestro país la comunidad Women in Games Argentina (WIGAr)[5] con el fin de crear un espacio para las mujeres que son parte de la industria de videojuegos. La misma está integrada por más de 200 mujeres de diferentes profesiones y oficios. Según el informe del Observatorio de la Industria Argentina de Videojuegos para los años 2019 y 2020, existe una baja representación de mujeres en el sector, ya sea como empleadas en relación de dependencia (21% en promedio) o en puestos de socias de la empresa (6%). Cabe destacar que solo el 15% de las empresas que poseen socios, cuentan con mujeres.
 
 
 
 Caracterización de la industria del videojuego en Bahía Blanca
 
En principio debe señalarse que la ciudad de Bahía Blanca cuenta con una tradición propia en informática que se remonta a fines de los años `60, época en la que el complejo UNS-CONICET adquiere un papel destacado en el desarrollo de conocimientos en el área de la informática y la promoción de servicios asociados. A partir de entonces, la demanda de servicios informáticos tanto de las empresas como del sector estatal fueron atendidas por el propio complejo científico-tecnológico a través del centro de cómputos del instituto PLAPIQUI (Pasciaroni, y Quartucci, 2014). Por su parte la universidad se convirtió en el centro proveedor de recursos humanos (Pasciaroni et. al., 2014). A mediados de los años `80 en el ámbito universitario comienzan a dictarse carreras relacionadas a la informática y se da impulso a un programa científico-tecnológico orientado a la formación y consolidación de un perfil especializado en las nuevas tendencias tecnológicas y en el campo de la informática (Gorenstein, et. al. 2012). Además, un importante número de egresados universitarios han sido los impulsores, a partir de la década de 1990, de micro y PyMEs de base tecnológica que en la actualidad operan en la ciudad.
 
En cuanto a las actividades englobadas en la “Economía del Conocimiento” la existencia de universidades e institutos con carreras tecnológicas afines (UNS, FRBB-UTN, UPSO, UniSAl, Instituto Juan XXIII y otros institutos privados), convierten a Bahía Blanca y la región en una localización con muchas probabilidades de crecer. Además, desde el año 2006, despliega sus acciones, tanto local como regionalmente, el Polo Tecnológico Bahía Blanca, una entidad integrada por empresas tic y entidades gubernamentales.
 
Según informes del Polo Tecnológico se estima que en el Partido de Bahía Blanca hay alrededor de 60 empresas TIC, que dan empleo a más de 350 personas y que un 30% de las mismas exportan. Por su parte, en un trabajo elaborado en la UNS se afirma que el sector software bahiense se compone de empresas relativamente jóvenes, fundadas en su mayoría entre los años 2000 y 2010, de capital nacional y de pequeño tamaño. De las 26 empresas que componen la muestra estudiada por los investigadores, 21 firmas tienen menos de 20 empleados. En su mayoría, se trata de empleados con formación universitaria (completa o incompleta) dando cuenta del carácter intensivo en conocimiento de la actividad. En relación a este punto, se señala que el 81% de las empresas relevadas manifestó contar con personal con formación universitaria de grado completa, mientras que un 38%  tiene personal con titulación de postgrado (Diez, Pascieroni, Barbero y Scudelati, 2020).
 
Específicamente en relación a los videojuegos, Bahía Blanca no es ajena al crecimiento de la industria y cuenta con dos estudios independientes especializados en videojuegos (Rookbird Games y Dash Team Games) y un sector de desarrollo de videojuegos en Globant. Además existen otros 3 estudios que están comenzando la actividad. El sector se completa con varios profesionales que trabajan freelance para estudios grandes de otros países. Se estima que en el Partido de Bahía Blanca hay actualmente alrededor de 100 personas desarrollando videojuegos.
 
Las tendencias son muy alentadoras, por tal motivo los actores de la industria han realizado acciones destinadas a promover la actividad, como eventos y charlas organizados por la empresa Rookbird Games y la Comunidad de Videojuegos durante 2019 y principios de 2020, entre los que se destacan: “Bahía Game Jam”; “Quedate en tu Casa Jam”; Charlas: “Diseño de videojuegos para distintos niveles”; “Introducción a la programación en GODOT”; “Introducción a la programación en UNITY”; “Game Work Jam” (Workshop donde el objetivo es aprender y realizar un videojuego durante 6 meses); “Beer Night” (charlas informales sobre videojuegos en cervecerías de la ciudad). A mediados de 2020, el Municipio de Bahía Blanca y el Polo Tecnológico organizaron la charla “¿Se pueden crear videojuegos en el Sur? Cómo dar los primeros pasos en Bahía Blanca”, a partir de tomar contacto con empresas y referentes del sector. Recientemente, en el marco de la FISA Virtual 2021 “Conexión + Futuro” (Feria de la Producción, el Trabajo, el Comercio y los Servicios del Sur Argentino), el Polo Tecnológico y la Comunidad de Desarrolladores brindaron la charla motivacional “¿Sabías que es posible desarrollar videojuegos en Bahía?”. Todas las actividades mencionadas fueron bien recibidas por un amplio público, principalmente jóvenes de diferentes disciplinas.
 
 
 
Políticas públicas orientadas a la industria de videojuegos promovidas por el municipio bahiense
 
Cabe destacar que el Municipio de Bahía Blanca impulsa desde los años ´90 acciones y propuestas destinadas a promover actividades innovadoras que faciliten las inversiones productivas y el fortalecimiento de las mipymes bahienses y, en particular, a aquellas empresas escalables -es decir las que tienen un gran potencial de crecimiento, de incrementos de ingresos y de internacionalización, sin que ello implique incrementar costos o aumentar los gastos en infraestructura.
 
En particular, a través del Instituto municipal de Innovación, Desarrollo Económico y Relaciones Institucionales se decidió promover las industrias y servicios relacionados con la Economía del Conocimiento. A mediados del año 2020 el municipio elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza creando el programa “Fortalecimiento de la competitividad de  las Industrias de la Tecnología de la Información y la Comunicación del Partido de Bahía Blanca”, destinado a fortalecer la competitividad de las Industrias TIC, el que fue elaborado con la colaboración y apoyo del Polo Tecnológico. El proyecto propone una serie de beneficios impositivos y un tratamiento fiscal diferenciado con el objeto de: incentivar a las industrias tic existentes y promover la radicación de nuevas empresas, impulsar el desarrollo de productos y procesos de software y servicios informáticos, promover la incorporación de personas al mercado de trabajo, entre otros. Obviamente, el proyecto alcanza al sector de videojuegos.
 
Teniendo en cuenta que la industria del videojuegos es un industria joven y que si bien existen a nivel nacional políticas públicas destinadas a las industrias creativas en general, careciendo aún herramientas específicas para el fomento del sector, el gobierno municipal decidió impulsar junto al Polo Tecnológico y entidades científico-académicas, la creación del Programa de Ayuda a la Industria de Videojuegos, que contempla los siguientes ejes de acción:
 
a. Desarrollar capacitaciones y actividades de formación específica de los distintos perfiles técnicos y profesionales que se requieran en la industria de videojuegos.
b. Incentivar las prácticas profesionales y pasantías de estudiantes en empresas y estudios especializados para sumar futuros protagonistas al desarrollo de videojuegos.
c. Brindar acompañamiento y asesoramiento respecto a trámites municipales para la instalación de nuevas industrias, como así también respecto a gestiones ante otros organismos.
d. Promover y apoyar la participación de empresas bahienses en diferentes eventos de interés para la industria del videojuego.
e. Coordinar acciones para fortalecer vínculos con otros organismos gubernamentales, instituciones educativas y entidades de la sociedad civil, y generar nuevas propuestas para el crecimiento del sector.
f. Confeccionar registros y relevar datos para conocer el desarrollo de la industria del videojuego en Bahía Blanca y actuar ante sus necesidades. 
 
Las acciones propuestas tienen como propósito reforzar otras iniciativas de promoción existentes en la ciudad, principalmente impulsadas por entidades no gubernamentales, como la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA) o la Fundación Argentina de Videojuegos, que difunden eventos y convocatorias para sus asociados y brindan espacios de asesoramiento, entre otras de sus actividades y funciones.
 
 
A) Capacitaciones orientadas al desarrollo de videojuegos: una política pública local destinada al sector
A partir de los informes relevados y las consultas efectuadas a referentes del sector de videojuegos, se observa que el mayor obstáculo al crecimiento de esta industria -en particular en nuestra ciudad y la región- es el acceso a la capacitación y la dificultad que se les presenta al momento de incorporar recursos humanos; ambas cuestiones se explican teniendo en cuenta que si bien el sector evidencia un importante crecimiento, el mismo no está siendo acompañado en la misma magnitud por un aumento de la oferta de profesionales capacitados.
 
Los relevamientos arrojaron que la demanda laboral requiere básicamente tres perfiles: Artistas, Diseñadores y Programadores, siendo el área del Arte el que mayor dificultad presenta para conseguir personal formado puesto que las carreras tradicionales no impulsan la realización de videojuegos ni ponen énfasis en el trabajo digital y, como es sabido, las empresas dedicadas a la producción de videojuegos demandan el trabajo conjunto de diversas disciplinas.
 
Lo antedicho llevó al municipio bahiense a presentarse a la convocatoria realizada por el Ministerio de Desarrollo Productivo de Nación para acceder a Aportes No Reembolsables (ANR) destinados a la reactivación económica, la reconversión productiva y la generación de empleo, a través de un programa destinado a gobiernos locales para promover capacitaciones vinculadas a la Economía del Conocimiento.
 
Con el fin de dar cumplimiento a los objetivos, para la puesta en marcha del Programa en general –y de la propuesta de capacitación en particular- resultó necesario trabajar de manera coordinada con las universidades e institutos del Partido de Bahía Blanca que cuentan con carreras vinculadas a la industria del videojuego -tanto aquellas asociadas a la programación como a las artes, la música y el diseño-, involucrando a docentes especializados y estudiantes para abordar aquellas acciones de capacitación y prácticas educativas. Además, se previó el trabajo conjunto con el Polo Tecnológico para dar respuesta a la demanda laboral de las empresas locales y lograr la inserción de las empresas tanto a nivel nacional como internacional.
 
La presentación ante el Ministerio -que resultó aprobada- permitió poner en marcha el plan de capacitación impulsado por el municipio conjuntamente con el Polo Tecnológico, el Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación de la UNS, la UPSO, la Comunidad de Desarrolladores de Videojuegos de Bahía Blanca y la empresa local Rook Bird Games.
 
El objetivo de las capacitaciones propuestas fue brindar herramientas a diseñadores, artistas, programadores, entre otros, que se desempeñan en empresas de videojuegos de la ciudad y quienes lo hacen de manera freelance. La misma consistió en cinco módulos dictados en formato virtual (con encuentros sincrónicos y asincrónicos) orientados a la formación integral y multidisciplinaria que demanda la industria. Los módulos fueron los siguientes: Game desing, Música para videojuegos, Arte para videojuegos, 3D para videojuegos y Administración y gestión de micro emprendimientos y pymes.
 
Días pasados culminó el dictado de la totalidad de los cursos programados con una importante respuesta por parte de la comunidad[6]. Resta ahora realizar el seguimiento de los jóvenes capacitados a los efectos de corroborar la inserción laboral en estudios, empresas o bien como desarrolladores independientes en la industria de videojuegos.
 
 Comentarios finales
 
Las potencialidades de la industria del videojuego llevan a los gobiernos locales a visualizarla como una actividad promotora de desarrollo económico y de generación de empleo. De ahí que diferentes administraciones locales junto con entes gubernamentales, de la comunidad civil y de la academia impulsen políticas públicas que afiancen el ecosistema y minimicen el riesgo para quienes inviertan.
 
La alta calidad técnica de los videojuegos actuales ha creado un mercado cada vez más exigente a nivel estético, funcional y narrativo. Es decir, la industria no puede entenderse solo como una cuestión tecnológica; su promoción requiere un abordaje multidisciplinario que aporte valor para la generación de productos y desarrollos artísticos y/o experienciales, instrumentando el valor del videojuego como canal de comunicación, expresión, investigación y transmisión de conocimientos.
 
Tal situación, sumada a que la mano de obra calificada para el sector constituye un cuello de botella para su consolidación y desarrollo, llevó al Municipio de Bahía Blanca a promover un programa específico de apoyo a esta industria, en especial asociado a la capacitación en diferentes disciplinas.
 
Además, teniendo en cuenta las particularidades de la industria de videojuegos y que ésta permite un desarrollo deslocalizado de las actividades, es posible pensar políticas públicas desde un abordaje local y regional, impulsando el desarrollo socio económico de la ciudad y sus localidades vecinas.  
 
*Elisa Quartucci. Lic en Economía y Magíster en Políticas y Estrategias. Ex Concejal, ex Secretaria de Modernización y ex Directora del Instituto de Innovación y Desarrollo del Municipio de Bahía Blanca.
 
Bibliografía.
 
Diez, Pascieroni, Barbero y Scudelati (2020). Caracterización del sector de software y servicios informáticos en la localidad de Bahía Blanca. En Investigaciones para el desarrollo territorial del Sudoeste Bonaerense: provincia de Buenos Aires, Argentina. Editorial: Universidad Nacional del Sur. ISBN: 978-987-655-245-5
El Economista (29 de mayo de 2021). Desarrollo de videojuegos en Argentina: sector en expansión. Disponible en: https://eleconomista.com.ar/2021-05-desarrollo-videojuegos-argentina-sector-expansion/
Gorenstein, S.; Landriscini, G. y Hernández, J. (Comp.) (2012). Economía urbana y ciudades intermedias. Trayectorias pampeanas y norpatagónicas. Buenos Aires: Editorial CICCUS. 
Informes del Observatorio de la Economía del Conocimiento, depende del Gobierno Nacional. Disponible en: https://biblioteca.produccion.gob.ar/buscar/?fid=16
Informedel Observatorio de la Industria de Videojuegos,  Universidad Nacional de Rafaela, Edición 2018. Disponible en:
https://www.unraf.edu.ar/images/BIBLIOTECA/REPOSITORIO/005/INDUSTRIA-VIDEO-JUEGOS.pdf
 
Informedel Observatorio de la Industria de Videojuegos,  Universidad Nacional de Rafaela, Edición 2019. Disponible en: https://www.unraf.edu.ar/index.php/repositorio-biblioteca/1185-biblioteca-observatorio-industria-argentina-videojuegos-2
Pasciaroni, C. y Quartucci, E. (2014). Sistemas Locales/Regionales de Alta-Tecnología. Un Análisis Comparativo entre los Polos Tecnológicos de Rosario y Bahía Blanca. X bienal del coloquio de transformaciones territoriales – AUGM.
Pasciaroni, C.; Preiss. O. y Hernández, J. (2014). Ciudades Medias e Innovación en la Explotación de los Recursos Naturales. Revista Región y Sociedad, Nº 59.
Quartucci, E. (2021). Gobierno Abierto e Innovación. El caso del gobierno de Bahía Blanca. En Gobierno abierto e innovación pública: los pilares de la nueva agenda de gobernabilidad. Álvaro Herrero; Juan Martín Vila, (comps) - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Universidad Abierta Interamericana, p.78 a 99. Libro digital, PDF Archivo Digital: descarga y online ISBN 978-987-8403-14-4.
Revale, H.; Minotti, J.I.; Maine, I. (2020) Observatorio de la Industria de Videojuegos 2020. Universidad Nacional de Rafaela. Disponible en: https://www.unraf.edu.ar/index.php/repositorio-biblioteca/1645-biblioteca-observatorio-industria-argentina-videojuegos-4
Telam (28 de mayo de 2021) Desarrollar videojuegos en Argentina: radiografía de un sector en expansión, por Melisa Avolio. Disponible en:https://www.telam.com.ar/notas/202105/555642-desarrollo-videojuegos-argentina-industria.htm
 
 

[2] El Observatorio depende del Gobierno Nacional y los informes sectoriales pueden consultarse en: https://biblioteca.produccion.gob.ar/buscar/?fid=16
[3] Datos informados recientemente en notas periodísticas, como por ejemplo en El Economista disponible en: https://eleconomista.com.ar/2021-05-desarrollo-videojuegos-argentina-sector-expansion/
[4] Informe del Observatorio de la Industria de Videojuegos, Universidad Nacional de Rafaela, Edición 2019 (disponible en https://www.unraf.edu.ar/images/BIBLIOTECA/REPOSITORIO/VJ19/Informe_-_Edicion_2019_ESP.pdf); Informe Edición 2020: Revale, H.; Minotti, J.I.; Maine, I. (2020) Observatorio de la Industria de Videojuegos 2020. Universidad Nacional de Rafaela (disponible en https://www.unraf.edu.ar/index.php/repositorio-biblioteca/1645-biblioteca-observatorio-industria-argentina-videojuegos-4)
[5] Ver nota de Telam, op. cit.  
[6] Al momento de la convocatoria para participar del primer módulo de capacitación, se inscribieron en el municipio unos 800 jóvenes.

 

Mas Noticias

Te Recomendamos

Volver