miércoles, 16 de junio de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

La ciudad de Viena como ejemplo de urbanismo feminista e inclusivo

Más de 60 proyectos ejecutados en la ciudad con perspectiva de género, con acciones en movilidad, seguridad y socialización.

Pocas ciudades están diseñadas con perspectiva de género y no se corresponden con sus necesidades. Dar prioridad a las mujeres y a las niñas en el desarrollo urbano es fundamental para que las ciudades y el espacio público sean más inclusivos y, por lo tanto, más sostenibles. Durante el Foro de Ciudades fue abordado como tema central la planificación de ciudades con perspectiva de género, el cual establece que las ciudades históricamente han sido planificadas y diseñadas por los hombres y para los hombres.

Según datos aportados durante el Foro, las mujeres ocupan solo el 10 % de los puestos más importantes en los principales estudios de arquitectura del mundo, y las ciudades se han planificado y diseñado, históricamente, para reflejar los roles de género tradicionales y la división del trabajo en función del género. Los hombres, las mujeres, las minorías de género y las personas con capacidades diferentes tienden a utilizar el espacio público de manera distinta: todas las personas tienen necesidades y rutinas diferentes cuando se trata de la manera en que acceden a la ciudad.

En este contexto, queda evidenciado que los planificadores urbanos, los directores de proyectos y los profesionales no son conscientes de la importancia de priorizar las cuestiones de género en el proceso de diseño urbano. Sin embargo, estudios han demostrado que en diversas partes del mundo se han implementado exitosamente proyectos inclusivos desde el punto de vista del género.

Uno de los ejemplos de urbanismo feminista más desarrollados es el de la ciudad de Viena, en el distrito de Mariahilfer. Desde hace décadas, Viena es planificada como un modelo de ciudad con calidad de vida y que se centra en la persona. El gobierno de Viena ha diseñado la ciudad como un lugar más seguro para las mujeres incorporando la perspectiva de género en el diseño urbano.

El ayuntamiento ha implementado un programa donde las acciones se ejecutan pensando en la diversidad de las personas que viven allí. Para ello la ciudad avanzó a través de las mejoras y acciones concretas en:

  • Seguridad: mejoras en el alumbrado público para que caminar sea más seguro durante la noche.
  • Movilidad: Ensanchó pavimentos, eliminando aparcamientos en superficie para facilitar el paseo de la ciudadanía. Se colocaron semáforos amigables para los peatones. Intersecciones equipadas con un paso elevado en rampa para hacer el cruce más seguro cochecitos y usuarios de sillas de ruedas.
  • Socialización: En la calle, con bancos encarados para facilitar las conversaciones e hizo que los parques fueran más accesibles para las niñas; y en espacios privados con viviendas sociales y nuevos vecindarios para las necesidades de las mujeres y que favorezcan encuentros.

En este sentido la ciudad ha concretado más de 60 proyectos con perspectiva de género en el diseño urbano. El diseño urbano ha mejorado la seguridad y la facilidad de movimiento: se agregaron senderos y espacios para actividades distintas al fútbol en los parques urbanos lo que dio por resultado que más niñas usaran los espacios públicos. Se ha ampliado más de un kilómetro de pavimento para facilitar su uso a los peatones, que con mayor frecuencia son mujeres que hombres. Esto benefició especialmente a las personas con cochecitos. Se han realizado 26 nuevos proyectos de alumbrado público y se han llevado asientos adicionales a nueve ubicaciones diferentes. Además un exitoso complejo de apartamentos diseñado por y para mujeres.

Este proyecto de diseño de una ciudad inclusiva se inicia en Viena en los años 90, para determinar el tipo de necesidades de género, el ayuntamiento contó con datos diferenciados. Reunió información de varias maneras, como recopilación de datos, estudios específicos y encuestas.

Uno de los estudios fue la evaluación del porcentaje de residentes masculinos y femeninos que utilizan tipos particulares de transporte. El análisis encontró grandes diferencias en los patrones de uso del transporte. Los hombres usan automóviles y bicicletas con mayor frecuencia, mientras que las mujeres son con mayor frecuencia peatones y usuarios del transporte público.

Otro estudio fue la encuesta que evaluaba a los residentes sobre cómo y por qué atravesaban la ciudad. La ruta típica para los hombres era hacia y desde el trabajo, pero las rutinas diarias de las mujeres eran más variadas. Incluyeron viajes a escuelas, médicos, tiendas y visitas a familiares mayores. Esta herramienta impulsó a la ciudad a reevaluar su enfoque a largo plazo para la planificación urbana. Los funcionarios comenzaron a centrarse en la accesibilidad, la seguridad y la facilidad de movimiento.

Los dos proyectos más exitosos, de los 60 que ejecutaron

  • Abordaje al acceso desigual a los parques de la ciudad: se agregaron senderos para accesibilidad, y canchas de voleibol y bádminton para complementar las numerosas jaulas de fútbol. Casi al instante, se notó un cambio en los patrones de uso, con menos confrontación y más presencia femenina. 
  • Otro de los proyectos exitoso son los grandes complejos de viviendas sociales y subsidiadas; enfocadas en las necesidades diarias de las mujeres: cuentan con espacios al aire libre cercanos para que jueguen los niños, un jardín de infantes, un médico y farmacéutico. Además hay redes de transporte público cercanas para acceder a escuelas y lugares de trabajo.

Otras ciudades ya están replicando el diseño de Viena y avanzando a ser ciudades más inclusivas. La ciudad de Barcelona se encuentra impulsando proyectos con perspectiva de género.

 

Mas Noticias

Te Recomendamos

Volver