lunes, 10 de mayo de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Cambio climático, acciones de municipios argentinos para mitigarlo

Este informe se elaboró utilizando como única fuente de información a la Red Argentina de Municipios Frente al Cambio Climático.

El cambio climático representa en la actualidad la problemática global y ambiental más importante para atender, a tal punto que los estados nacionales acordaron en la Cumbre Climática de París hacer los mayores esfuerzos para el tratamiento del tema.

Las investigaciones realizadas por el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de la ONU son contundentes en sus aportes: se toman iniciativas concretas rápidamente o la humanidad sufrirá consecuencias negativas sin punto de retorno.

Argentina no es ajena a ello. En los últimos años el país ha comenzado a sufrir las contingencias generadas por el cambio climático, y algunos de sus efectos se evidenciaron en los últimos años con la sucesión de eventos climáticos extremos en varias provincias de nuestro país. Éstos, han generado pérdidas irremediables afectando directamente la salud, la vivienda y la calidad de vida, entre otras cuestiones, pero fundamentalmente nos llama a tomar acción.

La Tercera Comunicación Nacional de Cambio Climático (publicada en abril de 2015) destaca problemáticas generales a mediano plazo asociadas a todos los territorios nacionales. La prolongación del período seco invernal, temperaturas extremas, olas de calor cada vez más presentes y eventos climáticos extremos, lluvias de mayor intensidad y con mayor frecuencia, retroceso de los glaciares y el aumento del caudal de los ríos. Todas ellas situaciones que afectan el normal desarrollo de nuestras vidas y economías.

Por su parte, los gobiernos locales de todo el mundo que lideran los procesos de transformación necesarios para crear comunidades resilientes, han formado una coalición para impulsar y acelerar la acción climática a través del Pacto de Alcaldes (Convenant of Mayors for Climate and Energy, http://www.globalcovenantofmayors.org/) y ayudar a las naciones a fijar nuevos y más agresivos objetivos climáticos para los proximos años.

La RAMCC lidera el proceso para inventariar los gases de efecto invernadero en municipios argentinos y poner en marcha planes de trabajo para mitigarlos. En este trabajo culminaron ya su inventario unos dieciseis municipios argentinos, de los que a continuación presentamos sus resultados en un cuadro y gráficos comparativos.

Cuadro: Tipos de Emisiones de Gases Efecto Invernadero por Municipio

Gráfico: Tipos de Emisiones de Gases Efecto Invernadero por Municipio

Armstrong
El municipio de Armstrong, provincia de Santa Fe, finalizó su Inventario de Gases de Efecto Invernadero y logra un diagnóstico que permite determinar la magnitud de las emisiones y absorciones por fuente y sumidero de GEI que son directamente atribuibles a la actividad humana. La identificación de las fuentes permite diseñar y enfocar políticas e iniciativas gubernamentales frente al cambio climático.

Armstrong es una ciudad donde la economía se centra en la actividad agropecuaria. Además de la producción de granos, se encuentran en la ciudad muchas empresas fabricantes de maquinaria agrícola reconocidas a nivel nacional.

Según los datos arrojados por el Inventario GEI que realizaron desde el municipio al área de energía estacionaria le corresponde un 21% de las emisiones; a transporte un 8%; residuos el 6% y la categoría de agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU) le pertenece el 65%.

Cerrito
En este municipio de Entre Ríos, el inventario arrojó que de las emisiones distribuidas, un 51,87% pertenecen al sector de la agricultura y ganadería. Aquí se contabilizan las emisiones producto de la fermentación entérica y la gestión del estiércol por parte de la ganadería. También la aplicación de fertilizantes sintéticos, la orina y estiércol de animales de pastoreo y residuos de cosecha en agricultura. En esta línea, registraron que la fermentación entérica de los distintos tipos de ganado existentes en el municipio es la causa del 38% de las emisiones totales.

Además, un 27,98% es producto de la energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo directo de combustibles como gas de red y envasado, leña y carbón; y el indirecto para la generación de energía eléctrica en los distintos subsectores del municipio. Aquí se tiene en cuenta el ámbito residencial, comercial, municipal, industrial y rural. Según destaca el inventario, es relevante la porción de las emisiones que se atribuyen a las actividades agrícolas. Las mismas ocupan un 41% del sector y un 11% del total. Los combustibles líquidos destinados a estas actividades son los generadores de la mayor parte de las emisiones.

Por su parte, en el sector transporte, las emisiones de gases de efecto invernadero se estiman en base a la venta de combustible en la localidad. Durante 2018 se les destinó a los vehículos particulares la mayor cantidad de combustible dentro del municipio. Así, se convierten en los agentes causantes de la mayor parte de las emisiones dentro de este sector.

Respecto de las emisiones por residuos, se generan en un 5,25%. Según el informe, Cerrito dispone 278 toneladas anuales de restos sólidos en un vertedero poco profundo. La cantidad restante, unas 652 toneladas, es enviada a un biodigestor que los transforma en biogás para luego ser utilizado en un generador de energía eléctrica.

Cerrito es la Capital Provincial del Biogás. En este marco, la captación y aprovechamiento de este combustible generado a partir de la biodegradación de la materia orgánica, ayudaron a disminuir un 18% las emisiones provenientes de los residuos sólidos.

De esta manera, luego de llevar adelante el Inventario GEI, desde el Municipio continúan avanzando con las siguientes etapas del Plan Local de Acción Climática (PLAC). Dentro de estas importantes acciones, se encuentran por ejemplo, las del estudio de riesgos climáticos en el área. En este contexto, según destaca la web oficial del Municipio, desde el 2016 se trabaja en un programa integral denominado "Cerrito más verde". Así, destacan que los diferentes sistemas desarrollados e instalados tienen como fin la gestión responsable del ambiente. En este sentido, desde la localidad buscan "asegurar la salud y la calidad de vida de los vecinos en el contexto actual del cambio climático".

Concordia
La unidad de desarrollo ambiental (UDAAPA) del Municipio de Concordia, Entre Ríos, finalizó su inventario de gases de efecto invernadero correspondiente a la fase de diagnóstico que implica el primer paso para el diseño del plan local de acción climática. Conscientes de los beneficios que esta decisión traería aparejados y las grandes dificultades que la ciudad atraviesa frente a desastres naturales que se suceden periódicamente, como son las inundaciones, resultaba necesario iniciar acciones tendientes a la adaptación y mitigación frente al cambio climático, causante de esta y otras problemáticas ambientales en nuestra ciudad.

El inventario de gases de efecto invernadero resultó ser el primer paso dentro de la primera etapa de diagnóstico necesaria para conocer con mayor precisión el volumen, cantidades y tipo de generación de los distintos sectores y actividades productivas, industriales, de transporte y de consumos que se realiza en nuestra ciudad.

Un 32,29% corresponde a energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y sector rural. El 56,60% pertenece al transporte. Las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles de vehículos terrestres y de la actividad de aviación. Los residuos ocupan un 7,34%. Concordia dispone los mismos en dos vertederos dentro de los límites municipales, junto con residuos provenientes de otras localidades. Asimismo, incinera aquellos que son clínicos y patológicos. Un 3,77% pertenece a la agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU). La mayor parte de las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 13.666 cabezas de ganado existentes, entre las cuales se destacan las vacas y las terneras/os.

El Dorado
Tras finalizar el Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI), desde este municipio de Misiones explicaron que este primer inventario es un trabajo de más de 6 meses, recolectando datos y actividades que provocan el aumento de emisión de gases que hacen al calentamiento global. En esta oportunidad sobre transporte, residuos, producción agropecuaria, entre otras.+

Fuentes
La comuna de Fuentes finalizó su Inventario de Gases de Efecto Invernadero (IGEI), localidad ubicada en la provincia de Santa Fe, que posee aproximadamente 4.452 habitantes. Es cabecera del distrito del mismo nombre, siendo su superficie de 20.550 hectáreas.

En esta área, el uso del suelo está destinado en un 90% a la siembra de maíz, trigo y soja. La mayor parte de las explotaciones son chicas y medianas con predominio de la pequeña propiedad. Desde el municipio destacaron que los resultados poseen gran relación con las acciones que se realizan en la localidad, ya que gran parte de la actividad de la misma, proviene de la agrícola. Aún así es importante destacar que la Comuna de Fuentes posee una importante actividad industrial, cuyas industrias no se encuentran catalogadas dentro de la categoría procesos industriales y uso de subproductos, sino que son en su mayoría empresas madereras, metalúrgicas y de alimentos.

En este marco, las próximas acciones a realizar deberán enmarcarse dentro del Plan de Gestión Ambiental de la comuna, y profundizar las acciones ya planteadas dentro de su primer Ciclo de Proyecto: “Plan de Acción Climática”. “En este aspecto, serán fundamentales las acciones que puedan emprenderse en el área de gestión de residuos sólidos urbanos y aquellas para bajar consumos de energía estacionaria, tales como eficiencia energética y uso de energías renovables. Para ello se necesitará seguir trabajando con todos los actores en todos los niveles, públicos, comercial, industrial, institucional y residencial”, manifestaron desde la comuna.

Gobernador Maciá
La localidad de Gobernador Maciá, departamento Tala, ubicada en el centro de la provincia de Entre Ríos, cuenta con 6.306 habitantes, y respecto a las principales actividades productivas, se pueden considerar la apicultura, lechería, agricultura y ganadería, siendo la apicultura la que más se ha desarrollado en los últimos 30 años. De hecho, la ciudad es considerada la “Capital de la Miel”.

Según el Inventario GEI que desarrollaron desde el Municipio, un 15,41% pertenece a energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y sector rural. Un 7,55% corresponde al área de transporte. Las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles para transporte terrestre por vehículos particulares. Los residuos ocupan un 4,58%. Gobernador Maciá dispone sus residuos en un vertedero dentro de los límites municipales. Además, cuenta con una Planta de Tratamiento de RSU Municipal en donde se tratan el 100% de los residuos orgánicos a través de compostaje. Respecto a los residuos clínicos y peligrosos, una parte son incinerados dentro de la localidad y una fracción son enviados fuera del municipio para su incineración. Por otro lado, hay un 85% de la población que está servida con servicio de cloacas cuyos efluentes se destinan a lagunas; mientras que el 15% restante cuenta con pozos ciegos.

Un 72,46% pertenece a agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU). La mayor parte de las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 718.274 cabezas de ganado existentes. Respecto a la agricultura, la localidad cuenta con 12.256,86 hectáreas destinadas principalmente al cultivo de soja, trigo y maíz.

General Levalle
Desde el Municipio, el integrante del equipo técnico Nicolás J. González Busai, sostuvo: “Haber construido este primer Inventario de GEI no ha sido fácil, en muchos casos no contábamos con la información estadística y tuvimos que salir a buscarla para poder construirla. Es por eso que se necesitó la ayuda de muchas áreas y muchas personas del Municipio, como también instituciones no gubernamentales, empresas, y distintas personas que desinteresadamente participaron por ser afines a los distintos temas, profesionales, o parte de una institución, etc”.

El Partido de General Lavalle está situado al este de la provincia de Buenos Aires. Está compuesto por el Casco Urbano, Paraje Pavón, Paraje Las Chacras, Chacras del Tuyú y una extensiva zona rural. Posee 4.318 habitantes y se destacan las actividades agropecuarias como la ganadería bovina extensiva de cría, la pesca, y comercio.

El 92,45% proviene de la agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU). La mayor parte de las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 266.071 cabezas de ganado existentes. Respecto a la agricultura, la localidad cuenta con 3.457,50 hectáreas destinadas cultivos principalmente de maíz y avena. Cabe destacar respecto de este porcentaje, que la ganadería es la principal actividad económica de la localidad. En este contexto, desde General Lavalle tienen como objetivo la conservación de la fauna y la flora, y la ganadería resulta una forma de conservación. De esta manera, los productores locales son conscientes del ambiente, y protegen a las especies. Es por ello que su forma de producir y su producto: los terneros y la carne tiene tanto reconocimiento regional, nacional y hasta internacional, que se evidencian en acciones y alianzas con ONG´s, empresas y sellos de importancia conservacionista y/o ambiental, que derivan en muchos casos en financiamiento para asegurar dichas características de vida silvestre

Un 2,30% se relaciona a la energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y el sector rural. El 5,02% pertenece al transporte. Las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles de vehículos terrestres y navegación. Los residuos ocupan el 0,23%. General Lavalle dispone sus residuos en un vertedero dentro de los límites municipales junto con residuos provenientes de otras localidades. Asimismo, una fracción de los residuos orgánicos se utiliza para hacer compostaje a través del programa de huertas orgánicas. Por otro lado, un 61,41% de la población está servida con servicio de cloacas, cuyos efluentes se disponen en lagunas con menos de 2 metros de profundidad. El 38,59% restante cuenta con pozos ciegos sin cámara séptica.

Junín
Junín es la ciudad más importante del noroeste de la provincia de Buenos Aires. El distrito es el principal centro administrativo, turístico, educativo, de salud y comercial de la región. Posee 90.305 habitantes y se destacan las actividades agropecuarias, manufactura y comercio.

Según los resultados del análisis, un 39,31% corresponde a energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo directo de combustibles: gas envasado, leña y carbón; y el consumo indirecto para la generación de energía eléctrica en los distintos subsectores del municipio: residencial, comercial, municipal, industrial y rural.

Respecto a agricultura y ganadería, les pertenece un 31,96%. Aquí se contabilizan las emisiones producto de la fermentación entérica y la gestión del estiércol por parte de la ganadería. Y la aplicación de fertilizantes sintéticos, la orina y estiércol de animales de pastoreo y residuos de cosecha en agricultura.

El área de transporte, genera un 20,35%. En este punto, se consideran todas las emisiones producto de la combustión de combustibles y consumos de energía eléctrica destinados a la movilidad.

Además, un 8,38% corresponde a residuos. Las emisiones de este sector provienen de la generación y disposición final de residuos sólidos y líquidos. Junín dispone todos sus residuos sólidos equivalentes a 32.604 toneladas anuales en un relleno sanitario dentro de los límites municipales.

Plottier
En la localidad neuquina de Plottier, según detalla el Inventario GEI, un 64,03% de las emisiones provienen de la energía estacionaria. Éstas provienen del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales e industrial. Las emisiones fugitivas provienen de los procesos de extracción de petróleo que tienen lugar dentro de los límites municipales.

Un 28,25% corresponde al transporte. Las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles para el transporte terrestre en carretera de vehículos particulares.

El 7,39% de las emisiones son por residuos. Plottier, a mediados del 2018, comenzó a enviar sus residuos sólidos a Neuquén para su disposición final. Sin embargo, una fracción de los residuos generados tiene disposición final en un vertedero dentro de la localidad. Por otro lado, el 35% de la población cuenta con servicio de cloacas cuyos efluentes se tratan en una planta aeróbica bien operada dentro del municipio. Hay otro 10% de la población que posee pozos ciegos sin cámara séptica, mientras que el 55% restante cuenta con los mismos con cámara séptica.

La agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU) ocupa un 0,33%. La mayor parte de las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 18.280 cabezas de ganado existentes, entre las cuales se destacan las aves de corral y los porcinos. Respecto a la agricultura, la localidad cuenta con 645 hectáreas cultivadas principalmente de alfalfa, frutales y hortalizas.

Posadas
El municipio de Posadas, capital de la provincia de Misiones, y también centro administrativo, comercial y cultural de esta jurisdicción, posee aproximadamente 299.119 habitantes. Su actividad económica se centra en el comercio local e internacional y también la industria y el turismo tienen una activa participación.

Según los resultados arrojados por el Inventario, un 40,16% de las emisiones corresponden al área de Transporte. El 33,28% a Energía Estacionaria, mientras que el 25,69% pertenece a la categoría de Residuos. La actividad de Agricultura, Silvicultura y otros usos del suelo emite un 0,87% del total.

Además, explicaron que el sector que mayor cantidad de emisiones genera es el transporte, y remarcaron que “ello se asocia al alto potencial de consumo de combustible en la ciudad”. Respecto a este punto, detallaron que “la causa radica en que Posadas es una ciudad de frontera, limita con la República del Paraguay, desde donde eligen consumir el combustible en el Municipio. Situación similar ocurre por ser el nexo e ingreso provincia de Misiones, generando un punto neurálgico de carga de combustible de colectivos de media y larga distancia”.
Santa Anita

En la localidad entrerriana de Santa Anita el análisis reveló que las emisiones distribuidas por el sector de la agricultura y ganadería llega a un 60,16%. Aquí se contabilizan las emisiones producto de la fermentación entérica y la gestión del estiércol por parte de la ganadería. También la aplicación de fertilizantes sintéticos, la orina y estiércol de animales de pastoreo y residuos de cosecha en agricultura. Así, la fermentación entérica del ganado existente en el municipio es la causa del 35% de las emisiones totales. En Santa Anita predomina la ganadería bovina seguido de actividad avícola. Por otro lado, la agricultura tiene menor cantidad, registrándose en un 20%.

Las emisiones de energía estacionaria, es decir, aquellas que provienen del consumo directo de combustibles, como gas de red y envasado, leña y carbón; y el indirecto para la generación de energía eléctrica en los distintos subsectores del municipio, llegan a un 21,87%. Aquí se tiene en cuenta el ámbito residencial, comercial, municipal, industrial y rural. Según los resultados, es relevante la porción que se atribuye a las actividades agrícolas. Ocupan un 55% del sector y un 12% del total. Además, los metros cúbicos de combustibles líquidos destinados a estas actividades son los generadores de la mayor parte de las emisiones. La actividad residencial también tiene un gran impacto dentro de este sector: un 30% de las emisiones aproximadamente. Entre ambos, suman el 85% y el 19% del total.

En cuanto al transporte, el total de las emisiones provenientes de la combustión de combustibles y consumo de energía eléctrica destinados a la movilidad, ocupa el 13,67%. A los vehículos particulares se destinó en 2018 la mayor cantidad de combustible dentro del municipio, por lo que son los agentes causantes de la mayor parte de las emisiones dentro de este sector.

Respecto a la disposición final de residuos sólidos y el tratamiento de efluentes cloacales, la cifra llega a un 4,29%. En relación a esto, Santa Anita dispuso unas 355 toneladas anuales de residuos en un vertedero, mientras que el 98% de los efluentes son acondicionados en lagunas de tratamientos.

Tránsito
El Municipio de Tránsito, Córdoba, viene trabajando a través de la línea #TransitoEcológico políticas que impulsan la transformación de hábitos de la ciudadanía y de la gestión local hacia un consumo eficiente y responsable de los recursos. Al presente, la Dirección de Ambiente del municipio obtuvo los resultados del Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI), que llevó varios meses de trabajo conjunto entre la Dirección de Medioambiente de Tránsito y el equipo técnico de la RAMCC, determinó la suma de 59.527,20 toneladas de emisiones totales de CO2e en el año 2018.

Al día de hoy, la Municipalidad de Tránsito lleva adelante una activa política medioambiental basada en la promoción de la economía circular, la separación y reducción de residuos, la silvicultura y la transición hacia energías renovables. Cada año, la Dirección de Medioambiente se propone una nueva meta en la que interviene toda la ciudadanía y las organizaciones locales. Para el 2020, por ejemplo, se definieron dos objetivos: realizar proyectos de eficiencia energética y fomento de las energías alternativas y realizar una campaña de compostaje descentralizado.

Para una localidad activa como Tránsito, este inventario es un instrumento que posibilita el inicio de una nueva etapa de desarrollo en materia de medioambiente y proyectos relacionados a la sustentabilidad local.

La agricultura, silvicultura y pesca ocupa el 76,81%. El elevado porcentaje de emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 16.859 cabezas de animales existentes. Entre las cuales se destacan los caprinos, ovinos, equinos, porcinos, aves de corral, y vacas lactantes para cría. La energía estacionaria el 11,67%, que proviene del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y agrícola.

El transporte con el 7,29%, originado en el consumo de combustibles de vehículos particulares y de la actividad de aviación. Para calcularlo se utiliza el método de venta de combustible y la información se obtiene del Ministerio de Energía de la Nación, y de los respectivos proveedores. En el caso de Tránsito, al no tener establecimientos de ventas de combustibles cuyos datos estén registrados por el Ministerio de Energía de la Nación, la estimación se realizó por consumos departamentales prorrateado por la cantidad de habitantes a nivel departamento y localidad.

En el caso de los residuos el 4,23% ya que dispone los mismos en un vertedero profundo (más de 5 metros de profundidad) dentro de los límites municipales. El 100% de la población está servida con pozos ciegos con cámara séptica. A su vez, la localidad envía a incineración residuos clínicos fuera de los límites del municipio. Cuanto mayor tratamiento reciben los residuos mayor cantidad de emisiones generan, en cambio cuando no reciben tratamiento alguno contaminan otros medios (suelo y agua).

Ushuaia
Ubicada en la provincia de Tierra del Fuego, Ushuaia cuenta con una población de más de 50.000 habitantes y es considerada generalmente como la ciudad más austral del mundo. Entre las actividades económicas se destacan la industria y el turismo. También hay mucha actividad portuaria, administrativa y de aserraderos y fábricas de conservas de pescados.

Según los resultados obtenidos, a la categoría de energía estacionaria le corresponde un 58,95% de las emisiones. Al ámbito del transporte le pertenece un 36,14% , mientras que los residuos provocan un4,55% de las emisiones.

En esta línea, remarcaron: “La identificación de las fuentes clave de emisión de GEI, permitió diseñar y enfocar las políticas e iniciativas gubernamentales para el mejoramiento ambiental en los contextos local y regional. A su vez, facilitó la eficiente distribución de recursos procurando obtener los máximos resultados de las acciones emprendidas en el marco de la sustentabilidad urbana”.

Además, explicaron que esta compilación resulta de particular interés para el desarrollo de medidas de mitigación y adaptación a desarrollar en la ciudad, que implican una intervención antropogénica para reducir las fuentes o mejorar los sumideros de gases de efecto invernadero y así reducir o hacer menos severos los efectos del cambio climático. “Para el caso de las medidas de adaptación se espera desarrollar la etapa pertinente a través de un estudio de base de similares características al actualmente presentado”, agregaron.

Valle María
La Municipalidad de Valle María trabajó en conjunto con la RAMCC para la elaboración de un informe acerca de la emisión de gases de efecto invernadero. Luego de la recolección y volcado de datos, que se extendió durante aproximadamente tres meses, se trabajó sobre el diagnóstico y análisis de los resultados. Estos indican que la mayor parte de los gases de efecto invernadero provienen del sector de transporte. En esto, mucho influye la ubicación de la localidad: por estar atravesada por la Ruta Prov. Nº11, y por su pertenencia al corredor vial Paraná-Diamante-Victoria. Esto implica que una gran proporción de las emisiones son generadas por vehículos que están de paso. Sin embargo, también es notable el uso vehicular dentro de la ciudad. Y es allí donde, a través de la implementación de prácticas sostenibles, se podría lograr un gran cambio.

En cuanto a los resultados referidos al sector energético, estos revelan el impacto positivo de las prácticas desarrolladas para disminuir el consumo energético, tanto en las dependencias municipales como en las viviendas particulares. Y es la intención de la Municipalidad continuar por esta vía, implementando acciones que colaboren en la mitigación de los gases de efecto invernadero.

En lo referido al sector de residuos, el municipio de Valle María viene desarrollando, desde hace un tiempo, la separación de residuos en origen. Esto, en conjunto con el trabajo que se lleva a cabo en la Planta de Tratamiento, permite la reutilización y reciclado de los materiales. De esta manera, con los residuos orgánicos se elabora compost, mientras que los materiales inorgánicos se reciclan. Esta práctica colabora de manera destacable con la reducción de emisiones que se generan desde el sector.

Villa de Merlo
Según los resultados del Inventario GEI en Villa de Merlo, San Luis, un 40,46% de las emisiones corresponden al transporte. Las mismas provienen del consumo de combustibles para el transporte terrestre. Asimismo, los consumos para los vehículos públicos de pasajeros y para el de carga, están incluidos dentro de aquellos de uso particular.

Un 37,07% proviene de la energía estacionaria. Estas emisiones se refieren al consumo de energía eléctrica, gas envasado, gas natural y leña en los sectores residenciales, comerciales, municipales e industrial.

El informe también arrojó que un 11,78% corresponde a emisiones por residuos. Villa de Merlo dispone los mismos en relleno sanitario fuera de los límites del municipio. El 9,35% de la población posee servicio de cloacas, cuyos efluentes se tratan en una planta aeróbica mal operada o con sobrecarga. Además, un 4,47% de los ciudadanos de esta ciudad también tiene cloacas cuyos efluentes se tratan en una planta aeróbica bien operada. La población restante cuenta con pozos ciegos, representando un 17,23% aquellos que no tienen cámara séptica y un 68,95% aquellos que sí.

Respecto a las emisiones de la agricultura, silvicultura y cambios en el uso del suelo (AFOLU), la cifra es el 10,69%.La mayor parte de este resultado corresponde a las 9.749 cabezas de ganado existentes, entre las cuales se destacan las vacas y los caprinos. Respecto a la agricultura, la localidad únicamente cuenta con 2 hectáreas destinadas al cultivo de vid.

Villa Ocampo
Villa Ocampo es una ciudad situada en el noreste de la provincia de Santa Fe, que posee aproximadamente 25.000 habitantes. Se la considera una ciudad agro-industrial, con industrias dedicadas principalmente al procesamiento de materias primas regionales.

El Inventario arrojó que un 63,53% de las emisiones corresponden al área de Agricultura, Silvicultura y otros usos del suelo. Un 21,64% al Transporte; 11,81% a la categoría de Energía Estacionaria, mientras que el 3,02% de las emisiones provienen de Residuos.

 

Mas Noticias

Te Recomendamos

Volver