jueves, 28 de mayo de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Pedro Espondaburu

Docente Universitario de grado y Posgrado. Asesor en Municipios.

Frente a la emergencia, ¿qué hacer con las Mipymes?

Algunas ideas para apalancar a las Mipymes en los territorios locales frente al escenario de la COVID 19. Por Pedro Espondaburu.

Los Municipios en el laberinto de la crisis

Argentina tiene hoy un conglomerado de 2390 manifestaciones de Gobiernos Locales de los cuales 1.146 son municipios y el resto son gobiernos locales sin jerarquía municipal.

Según el Dr. Daniel Cravacuore, “…estos últimos responden a distintas denominaciones: comisiones de fomento, juntas rurales, juntas de gobierno, comisiones municipales, delegaciones de fomento [1] y comunas,[2] que no representan un tipo particular de gobierno local, sino solo denominaciones que asignan las distintas constitucionales provinciales.” [3]

Sin pretender emitir una consideración exacta, sobre el total arriba descripto alrededor de un 90 % tiene menos de 30 mil habitantes, y dentro de ese universos del 90 % una cifra cercana al 80 % tiene menos de 10 mil habitantes.

Asimismo, este grupo de Municipios comparten una serie de características comunes:

 1. Todos sufren a escala local las consecuencias de una característica estructural de la Argentina, que supone el funcionamiento de más de un 40 % de la economía en la informalidad;

2. Todos están atravesados además por una realidad laboral que, (si se analiza en profundidad y caso por caso) [4] si sumamos el Trabajo (Autónomos, y pequeños cuentapropistas en oficios) y el Empleo privado mercantil más el Empleo público, (Relaciones de dependencia) estamos en el 41 % de Trabajo/Empleo No registrado, comunmente llamado en negro, incluyendo también el gris.[5]

3. Todos están afectados por la inminente ruptura de la cadena de pagos de las empresas privadas lo que socava la base misma del funcionamiento razonable de cualquier mercado de bienes y servicios y por ende del funcionamiento previsible de la dinámica comunitaria;

4. Todos están sujetos productivamente a los avatares inconmensurables de las gestiones empresarias del universo Mipyme (Micro, pequeñas y medianas empresas), el que tiene una significativa incidencia en la dinámica económica argentina, (y también en los Municipios), porque: 

a. Constituía en 2013 el 98,1 % de las empresas activas en la industria, comercio y servicios de la Argentina.  (Min. Trabajo);  

b. Representaba en 2013 el 41,5 % del Producto Bruto Interno (estimado en ventas totales al año)  (Arba); y

c. Empleaba el 50,7 % de la fuerza de trabajo formal de la Argentina en 2014. (Min. Trabajo)

A todo eso, debe sumarse que se estima que el 85 % del universo mencionado son empresas familiares, las cuales tienen todas una problemática común muy pronunciada y que suele significar que varias empresas desaparezcan por cuestiones ajenas a la dinámica económica con la muerte de su fundador porque sus descendientes no logran alcanzar acuerdos acerca de la reconducción de la unidad productiva.[6]

Subsidiariedad Territorial y Gobernanza Multinivel: Dos objetivos de posible cumplimiento.

Estamos convencidos de que los Gobiernos Locales deben diseñar sus propias iniciativas de apoyo de naturaleza endógena para facilitar el desempeño de la Mipymes, y no solo porque constituye un imperativo de su propio interés, sino también porque es evidente que nadie conoce mejor que ellos la realidad cotidiana del funcionamiento territorial y además la efectividad y el rendimiento presupuestario de la intervención suelen ser generalmente más eficaces que los de otros intentos, lo que afirma la pertinencia de la subsidiariedad territorial.

No obstante, y por ser tributarios consecuentes de la necesidad de consolidar en Argentina un modelo permanente de Gobernanza Multinivel creemos pertinente propiciar mecanismos mucho más fluidos de intercambio y apoyo entre los Gobiernos Locales y los niveles superiores del Estado, con aportaciones recíprocas y convergentes.

Desde la perspectiva descripta, comenzaremos por señalar algunas intervenciones que podrían realizar los municipios, y luego realizaremos una propuesta de articulación con organismos del estado federal en punto a agilizar la llegada de recursos públicos al entramado mipyme en los territorios locales de Argentina

Realizada esta primera aproximación de la situación de crisis generada por el Covid19, ahora vamos a tratar de evaluar algunas iniciativas de posible instrumentación a escala local para las distintas dimensiones de problemas arriba señaladas. 

Iniciativas a explorar en Municipios.

En primer lugar habría que analizar lo que estimamos puede ser la principal restricción para un Gobierno Local como es la caída imprevisible de la recaudación por las dos vías conocidas [7]:                

Envío de coparticipación provincial y

Cobro de tasas, contribuciones y derechos de origen local.

Así, frente a las dificultades notorias que ofrece el hecho de que “…el funcionamiento del Municipio en general, constituye una porción muy importante del dinamismo económico del territorio local, ya sea como auxilio permanente de la actividad comunitaria, pero de modo central con el pago de sueldos y el pago a los proveedores en forma regular y previsible” creemos importante impulsar medidas desde los Gobiernos Locales que den nuevo impulso a la dinámica económica territorial.

Iniciativas Sugeridas.

En este punto estimamos que sería plausible, en primer lugar:

A)      Declaración de la Emergencia Sanitaria, Económica y Productiva en cada Municipio, y simultáneamente de forma urgente enviar a cada Concejo Deliberante una reformulación de los Presupuestos Municipales orientada en dos direcciones: 

A1. La primera dirección se vincula con crear Nuevos Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial (FODET)

Creemos firmemente que es imperioso aumentar la alícuota de ciertos tributos municipales a las entidades financieras por dos motivos que estimamos muy atendibles:

a) Atendiendo a la rentabilidad significativa, constante y notoria que ha evidenciado el sistema financiero argentino (público y privado) en los últimos años, independientemente de la penuria del resto de los sectores empresarios, especialmente del segmento Mipyme.  

b) Y en segundo lugar, porque es fácilmente comprobable que el Estado Nacional ya había emitido en marzo 2020 el equivalente a un porcentaje significativo de la masa monetaria existente a ese momento, recomprado Letras al sistema bancario en su conjunto, y bajó el encaje a los bancos (permitiendo aumentar la masa prestable), esperando que el sistema ofreciera créditos rápidos al universo Mipyme a una tasa del 24% anual de interés para capital de trabajo y para pagar sueldos, y más tarde lo reimpulsó, pero ahora a tasa 0.

El punto a considerar es que eso NO está ocurriendo del modo esperado, independientemente de la voluntad política manifiesta del Gobierno Nacional. 

El sistema financiero tiene la plata pero NO presta con la velocidad que la crisis requiere… 

Sigue exigiendo condiciones de normalidad económico-financieras hoy inaceptables y demora todo el proceso de evaluación y acceso rápido con excusas improcedentes.

A eso podríamos agregar que no cubren los descubiertos y no postergan vencimientos de tarjetas sin cobrar intereses.

A2. La segunda dirección de la reformulación presupuestaria debería estar dirigida a considerar un nuevo esquema de percepción de tributos locales para aquellos sectores de actividad sobre los que se pueda verificar fehacientemente que han sufrido un deterioro notorio y considerable en sus ingresos corrientes merced a la crisis.

Al respecto se estima importante para la recuperación anímica de la sociedad local la iniciativa de enviarle señales claras a ese conjunto de contribuyentes afectados, acerca de que su situación es considerada por el Gobierno Local y podrán acceder a un prorrateo razonable de sus compromisos fiscales, lo que también contribuirá a ofrecer un  horizonte de mayor previsibilidad en las proyecciones de vida de muchos actores socio-económicos de la comunidad.

Si los actores socio-económicos de la comunidad perciben claramente que hay un Gobierno Local proactivo ocupado en atender su situación de emergencia, es posible que el ánimo social recobre estándares deseables que contribuyan a sostener una dinámica económica aceptable, pues como dice Alain Jordá “… lo más importante que debemos conseguir va a ser rearmar la moral de nuestros conciudadanos.” [8]

 B)       Nueva Institucionalidad Local.

Por diverso motivos, estamos convencidos de que simultáneamente a la aprobación del reajuste Presupuestario Municipal, con una parte significativa de esa recaudación adicional deberían cubrirse ítems que antes se atendían con fondos coparticipables, y al liberarse esos recursos coparticipables reasignarlos de forma simultánea para crear Nuevos Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial (FODET)  dirigidos a mitigar la grave situación económico-financiera de las Mipymes de cada territorio.

Esa manera, recomendada especialmente, de reasignar los recursos, asegura que los usos múltiples que puedan tener los Nuevos Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial, al provenir de recursos de otra jurisdicción, (no municipal ni de tasas), pueden ser utilizados para medidas de fomento económico reintegrables SIN ser objetados por H. Tribunal de Cuentas de la provincia, evitando problemas futuros a ese respecto.

Así,  estamos en conocimiento que en varios Municipios del interior bonaerense ya se han constituido Fondos Específicos con motivo de la emergencia económica, pero los recursos asignados han resultado magros frente al tenor de la crisis.

Decíamos al principio de este trabajo, al abordar los puntos comunes que se pueden observar en muchos Municipios, que “Todos están sujetos productivamente a los avatares inconmensurables de las gestiones empresarias del universo Mipyme (Micro, pequeñas y medianas empresas), el que tiene una significativa incidencia en la dinámica económica argentina, (y también en los Municipios)”

C)       Un Orden de Intervenciones.  

A los fines de seguir un orden de las intervenciones que creemos necesarias en los territorios locales, consideramos que para los Municipios resulta muy conveniente:

1. En primer lugar, estimar  correctamente los impactos locales de las medidas dispuestas por ámbitos superiores del estado en distintas etapas. 

2. En segundo lugar, es preciso diseñar y ejecutar acciones posibles respecto a TODAS las iniciativas Socio-Económicas anunciadas por los ámbitos superiores del Estado, como: 

·  Relevar, sistematizar y registrar todas las empresas Mipyme del territorio que se encuentren comprendidas dentro de las medidas anunciadas. 

· Abrir un Registro específico y comunicarlo profusamente. 

· Destinar a animadores socio-productivos locales a procurar inscripciones en el registro yendo empresa por empresa. 

· Estimar luego los impactos locales de las medidas del Gobierno Nacional y saber así que unidades productivas quedan dentro y cuáles fuera de los beneficios. 

· Crear un Registro Específico para las unidades productivas que queden FUERA de los beneficios. 

· Crear un Registro Específico para los trabajadores autónomos que realicen obras y presten servicios en el territorio, dividiendo entre: 

· Establecer quienes trabajan en la informalidad.

Creemos que un esquema de intervención como el sugerido permite identificar y aprovechar de mejor manera los recursos extraterritoriales dispuestos para la emergencia.

3. En tercer lugar, evaluar también impactos de las medidas dispuestas por ámbitos superiores del Estado en una segunda etapa.

Finalmente, también es dable observar que, en una segunda etapa de medidas de fomento de parte del Gobierno Nacional se han impulsado nuevas líneas de apoyo a la actividad económica como los créditos para autónomos y monotributistas a través de AFIP y ANSEs tanto como las ayudas previstas a través del Ministerio de Trabajo de la Nación.

En relación a estas últimas intervenciones propuestas, entendemos que responden acertadamente a superar el notorio obstáculo que ha significado la rigidez demostrada por el sistema bancario en su conjunto para llevar a los territorios locales el esfuerzo inicial del Gobierno para asistir al universo mipymes. [9]

Así las cosas, y no obstante compartir conceptualmente la idea acerca de la pertinencia de buscar alternativas reales al sistema bancario para llegar a las Mipymes con mayor eficacia y rapidez, queremos realizar algunas observaciones en relación a las restricciones de operatividad que pueden observarse respecto al éxito de las nuevas iniciativas:

ü  Ninguna de las ventanillas elegidas parece denotar en su cultura organizacional una actitud probada de sus integrantes que resulte proclive al fomento y la promoción de medidas de intervención directa de ayuda al universo mipyme (por ejemplo AFIP);

ü  El solo hecho de tener que recurrir a la vía web para iniciar los trámites de solicitud ya puede dejar a una extendida porción de los potenciales beneficiarios esperados fuera de la posibilidad de acceso;

ü  La originaria naturaleza de organismo de control del buen cumplimiento empresario de las normativas laborales puede colisionar culturalmente con la tarea de ofrecer apoyos financieros para mejorar la situación salarial de trabajadores afectados (por ejemplo Ministerio de Trabajo);

ü  El canal de ingreso exclusivo de la vía web puede restarle posibilidades al potencial beneficiario de realizar consultas particulares o pedir reconsideraciones puntuales, tomando en cuenta que se trata de un universo de actores autónomos y monotributistas con perfiles de actividad que suelen ofrecer distintas características de funcionamiento;

ü  La misión primordial de atender la situación de la clase pasiva puede colisionar con la posible llegada aluvional por consultas presenciales de potenciales beneficiarios mipyme a las ventanillas originalmente dirigidas a la tercera edad y hasta complicar el cumplimiento efectivo de las medidas de aislamiento ante un grupo de riesgo señalado como prioritario por todas las autoridades involucradas con autoridad en el tema (por ejemplo ANSES);

ü  Asimismo, el hecho de establecer fechas de cierre de ingreso, de posibles interesados a los distintos programas, que resulten muy cercanas al momento de su primera comunicación, puede implicar que muchos potenciales beneficiarios no consigan ingresar a tiempo.

Al mismo tiempo, y ya en relación a mipymes con otras características, en los últimos días se ha podido observar una mayor proactividad de la banca pública respecto a llegar al universo mipyme de los territorios locales con las ofertas de crédito, aunque por consultas realizadas con empresarios de formalidad y patrimonio probado, es posible estimar que no han cambiado, a favor de mayores facilidades, los requisitos mínimos exigidos para el acceso fluido a las oportunidades de crédito.

De este modo, por defecto, puede concluirse que las unidades productivas de menor formalidad y patrimonio disponible para ser afectado a garantizar créditos, se encuentran más lejos aún de acceder rápidamente a tomar las operatorias ofrecidas.

Toda esa información obtenida en campo, y nuestra voluntad de contribuir al mejor desenvolvimiento armónico y sostenido de los territorios locales, nos lleva a realizar la presente propuesta, con el afán de consolidar la Gobernanza Multinivel y al mismo tiempo tornar más fluidas las posibilidades del universo empresario de menor desarrollo relativo para acceder a asistencias financieras que la realidad nos demuestra que les están vedadas en un porcentaje significativo.

Las situaciones arriba descriptas, han generado de modo extendido la interrupción del funcionamiento habitual de los sistemas productivos locales, implicando un deterioro evidente en la dinámica económica de los territorios locales, lo que naturalmente ha redundado en mayor desempleo y en una baja importante de la recaudación municipal en numerosos casos.

No obstante lo señalado, hemos notado que los gobiernos locales han sido convocados por los niveles superiores del estado para sumarse a contribuir con esfuerzos propios a tareas plausibles como: realizar operativos de control de precios para combatir la inflación en sus territorios, lo que han asumido de buen grado y con notoria disposición, al tiempo que también han debido acondicionar de manera urgente, y con sus magros fondos propios,[10] sus sistemas locales de salud para hacerlos compatibles con las potenciales demandas de internación que la crisis del corona virus augura de forma amenazante. 

D) Impulsar otras iniciativas posibles.

Luego de verificar en el terreno las dificultades notorias del entramado mipyme para acceder de modo rápido y extendido a los programas impulsados por el gobierno nacional en los territorios locales, queremos propiciar desde aquí que se considere una vía adicional para poner a disposición de ese universo empresario asistencias de la órbita nacional que no sufran obstáculos como los advertidos en el sistema bancario argentino tradicional, ya señalados.

En ese sentido, creemos oportuno y plausible llevar adelante las siguientes acciones; 

ü  Que se instituya un nuevo Fondo de Emergencia Territorial (FET) en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación; 

ü  Que el FET se divida en dos categorías:  a) Fondo para Municipios con menos de 30 mil habitantes y

                                                                        b)  Fondo para el resto de los Municipios;

Que el envío de los fondos se realice directamente a cada Municipio a través de una cuenta en el Banco de la Nación Argentina en virtud de la emergencia, la que supone atender consecuencias del Covid19 con la menor interferencia burocrática posible; [11] 

ü  Que el mecanismo podrá implicar la utilización de los Códigos de Distribución utilizados por los sistemas de Coparticipación provinciales;

ü  Que el Ministerio de Desarrollo Productivo podrá pedir a cada Municipio un aporte propio de hasta el 15 % de lo enviado por el gobierno nacional;

ü  Que el ministerio de Desarrollo Productivo podrá requerir que cada Municipio constituya por ordenanza un Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial (FODET) destinado exclusivamente a recibir los aportes nacionales;

ü  Que el FODET deberá funcionar como un Fondo Afectado establecido así en la ordenanza respectiva y utilizable solo para atender situaciones originadas en la emergencia económico-productiva y dirigido a esos sectores de actividad;

ü  Que cada Municipio deberá abrir un Registro ad hoc para que se inscriban quienes postulen a participar en la utilización del FODET;

ü  Que cada Ordenanza deberá establecer la obligatoriedad de Constituir un Consejo Asesor Local integrado por representantes del Departamento Ejecutivo del Municipio; Departamento Deliberativo del Municipio (con representación de las minorías); Cámaras de Comercio, Industria y Servicios; Asociaciones Gremiales Empresarias del Sector Agropecuario; INTA, INTI de existir; Consejos Profesionales de Ciencias Económicas; Universidades presentes en el territorio; Escuelas Técnicas; Escuelas Agropecuarias; Institutos Terciarios con Orientación Técnica; Centros de Formación Laboral y otros actores relacionados con la producción local. (La enumeración es indicativa);

ü  Que cada Municipio deberá contemplar asignaciones dirigidas al resto de unidades locales presentes en el territorio aunque sin jerarquía municipal;

ü  Que los Municipios podrán disponer que se otorguen Asignaciones No reintegrables y Reintegrables según lo determine el Consejo Asesor Local creado ad hoc;

ü  Que los Municipios para las Asignaciones Reintegrables podrán solicitar Garantías Prendarias, de Fideicomisos de Garantías (actuando como fiduciarios) y del FOGAR;

ü  Que entre los Tips a sugerir [12] a Municipios para ejecutar el FEL podría incluirse que se otorgue prioridad a unidades productivas de bienes y servicios que no hayan quedado comprendidas en las medidas impulsadas hasta ahora;

ü  Que los Municipios podrán disponer que con las Asignaciones No reintegrables y Reintegrables otorgadas se agoten todas las posibilidades para que sus beneficiarios realicen sus compras de bienes y servicios a proveedores locales;

E)  Impulsar medidas propias desde los Gobiernos Locales. [13]Para evaluar las posibles medidas propias a impulsar desde los Gobiernos locales vamos a dividir el enfoque en distintos aspectos: 

Ÿ  Fomento a la actividad económica local a través de Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial (FODET):

Como señaláramos más arriba, estamos convencidos de que simultáneamente a la aprobación del reajuste Presupuestario Municipal sugerido, con una parte de esa recaudación adicional deberían cubrirse ítems que antes se atendían con fondos coparticipables, y al liberarse esos recursos coparticipables reasignarlos de forma simultánea para crear Nuevos Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial (FODET) dirigidos a mitigar la grave situación económico-financiera de las Mipymes de cada territorio.

Como ya vimos, esa manera, recomendada especialmente, de reasignar los recursos, asegura que los usos múltiples que puedan tener los Nuevos Fondos de Desarrollo y Emergencia Territorial, al provenir de recursos de otra jurisdicción, (no municipal ni de tasas), pueden ser utilizados para medidas de fomento económico reintegrables SIN ser objetados por H. Tribunal de Cuentas de la provincia, evitando problemas futuros a ese respecto.         

Los FODET podrán tener entre sus múltiples finalidades distintos tipos de intervenciones [14]:

1) Apoyo al trabajo [15] de emprendedores y prestadores autónomos en el sector privado:

Ÿ  Otorgar asignaciones NO reintegrables a Mipymes.

Todas las personas físicas que se encuentren realizando actividades  laborales de subsistencia, artesanado, cooperativas de trabajo, e integrantes de proyectos productivos que estuvieran inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social y/o en el Registro Provincial de Microempresas si se encuentran accesibles en el Municipio y las unidades productivas unipersonales, pluripersonales, cooperativas y sociedades de diverso tipo que se encuentren inscriptas en el Registro que corresponda a su situación actual creado al efecto del FODET por el Municipio, podrán recibir asignaciones municipales de fomento no reintegrables, destinadas a: completar procesos productivos que incluyan actividades de manufactura, distribución, inscripciones sanitarias, de marcas, de códigos de barra, de patentes de invención, diseño, etiquetado, embalaje, envíos de muestras, promoción de bienes y servicios, participación en ferias y exposiciones nacionales, provinciales o regionales, incorporación de normas de calidad de proceso yo de producto, participación en proyectos de investigación y desarrollo con distintas instituciones y otras acciones que, conforme la previa evaluación de la Secretaría de Producción o el nombre que corresponda, se vinculen estrictamente con las necesidades de evolución productiva de la mipyme solicitante. Las asignaciones serán por una vez en el año y no podrán superar los 25 mil pesos. Dado un contexto de inflación constante las cifras mencionadas podrán ser actualizadas por decreto.

2) Apoyo al trabajo [16] de emprendedores y prestadores autónomos en el sector privado: 

 Contratando a cargo del Municipio el servicio de plataformas de comercio electrónico regionales para instalar una tienda con oferta de bienes y servicios de origen local del Municipio del que se trate. 

Ÿ Otorgar asignaciones Reintegrables a Mipymes y personas de la comunidad destinadas a realizar pequeñas obras que contraten :

Ÿ  Con prioridad a prestadores autónomos locales en oficios que NO reciban asistencia de programas nacionales de COVID19 y estén inscriptos en el registro local correspondiente, y acrediten haber comprado los materiales e insumos en comercios locales. Las asignaciones serán por una vez en el año y no podrán superar los 45 mil pesos y serán otorgadas a través del programa CREEMOS (Créditos de Emergencia Económica Más Obras y Servicios). Esos créditos serán devueltos sin interés en 36 meses con un plazo de gracia de 6 meses. Y podrán compensarse hasta en un 70% con obras y servicios futuros a favor del Municipio. (Pagarían pesos 1250/mes sin contar plazo de gracia). El Municipio podrá verificar la veracidad y cumplimiento de la contratación declarada. Dado un contexto de inflación constante las cifras mencionadas podrán ser actualizadas por decreto.

Ÿ  Otorgar asignaciones Reintegrables a Mipymes y personas de la comunidad destinadas a utilizar servicios [17] para los que contraten:

         Con prioridad a prestadores autónomos locales de servicios diversos que NO reciban asistencia de programas nacionales de COVID19 y estén inscriptos en el registro local correspondiente. Las asignaciones serán por una vez en el año y no podrán superar los 25 mil pesos y serán otorgadas a través del programa CREEMOS (Créditos de Emergencia Económica Más Obras y Servicios). Esos créditos serán devueltos sin interés en 36 meses con un plazo de gracia de 6 meses. Y podrán compensarse hasta en un 40% con servicios futuros a favor del Municipio. (Pagarían pesos 694,4/mes sin contar plazo de gracia). El Municipio podrá verificar la veracidad y cumplimiento de la contratación declarada. Dado un contexto de inflación constante las cifras mencionadas podrán ser actualizadas por decreto.

Los FODET podrán tener entre sus múltiples finalidades distintos tipos de intervenciones:

 3) Apoyo al Empleo [18] de personas en relación de dependencia en Mipymes locales que se desempeñan en el sector privado: 

Ÿ  Otorgar asignaciones NO reintegrables a Mipymes como Aporte de Consolidación Laboral:

 a)       Para personas que ingresen o se encuentren empleadas al interior de una Mipyme u organización comunitaria que no haya realizado despidos sin causa en los últimos 6 meses. No será admitido más de 1 entrenamiento subsidiado por unidad productiva mipyme/organización comunitaria. Las asignaciones serán de 10 mil pesos mensuales por 6 meses y hasta seis horas diarias de entrenamiento y serán otorgadas a través del programa CONSOLIDARTE (Con Solidaridad te Empleas). El Municipio podrá verificar la veracidad y cumplimiento del entrenamiento declarado. El Programa podrá admitir casos con hasta 3 horas diarias de entrenamiento por una asignación municipal de 5 mil pesos mensuales. El aporte municipal será en concepto de beca de entrenamiento para la empleabilidad sin distinguir la condición de revista de la persona entrenada, dada la situación de evidente y notoria emergencia laboral. La unidad mipyme/organización comunitaria deberá poseer al menos un seguro colectivo de vida que cubra el entrenamiento de quien participe. Dado un contexto de inflación constante las cifras mencionadas podrán ser actualizadas por decreto. Los 10 mil pesos/mes rondan el 60% de un Salario Mínimo Vital y Móvil actual que es de 16.875 pesos pero por menos de 8 horas de dedicación.

 

Los FODET podrán tener entre sus múltiples finalidades distintos tipos de intervenciones:

 4) Apoyo al Entrenamiento para la Empleabilidad [19] de personas sin ninguna cobertura social y laboral o que han perdido su empleo y no consiguen otro, a través de la realización de pequeñas obras públicas locales y la prestación de servicios comunitarios:

Ÿ  Otorgar asignaciones a personas como Aporte de Entrenamiento Público para promover empleabilidad futura:

Con prioridad para personas que NO reciban asistencia de programas nacionales de COVID19 y estén inscriptos en el registro local correspondiente. Las asignaciones serán de 12 mil pesos mensuales por 6 meses y por 4 días a la semana y por 4 horas diarias de entrenamiento y serán otorgadas a través del programa ENTRENARTE (Entrenar te Emplea)  El aporte municipal será en concepto de beca de entrenamiento para mejorar la  condición  de empleabilidad de la persona entrenada, dada la situación de evidente y notoria emergencia laboral.  El Municipio  deberá  contratar un seguro colectivo de vida que cubra el      entrenamiento de todos quienes participen del programa y asegurar la completa atención de la salud en el sistema público.  Dado un contexto de inflación constante las cifras mencionadas podrán ser actualizadas por decreto. Los 12 mil pesos/mes rondan el 71,1% de un Salario Mínimo Vital y Móvil actual que es de 16.875 pesos pero en este caso es por 4 horas diarias  y 4 días a la semana  de dedicación.

 Las pequeñas obras que se sugieren realizar a través de esta última iniciativa son las siguientes:    

  •   Construcción e instalación de canastos para basura;
  •   Pintura de cordones de todas las esquinas de la ciudad delimitando donde no se puede estacionar;
  •  Cartelería de calles y e información en general;
  •   Pintura de todas las columnas de alumbrado público;
  •  Reparación de veredas de edificios públicos municipales provinciales y nacionales;
  •  Construcción de entradas accesibles en edificios públicos municipales provinciales y nacionales  e instituciones de servicio;
  •  Pintura de frentes y mejoramiento edilicio de establecimientos educativos;
  •  Construcción de parrillas y/o piletas de lavar enseres en espacios de esparcimiento público destinados a esos fines.            

Las actividades de servicios comunitarios que se sugieren realizar a través de esta última iniciativa son las siguientes: 

  •  Limpieza de alcantarillas y cunetas de caminos vecinales;
  •  Plantación de árboles y mantenimiento del arbolado de la zona urbana y la zona complementaria;

Para estas dos últimas propuestas se sugiere organizar cuadrillas de 4 personas cada una conforme la capacidad financiera municipal de conformarlas, y designar un Profesional Arquitecto a cargo de diseñar y ejecutar todas las tareas señaladas tratando de instrumentar las intervenciones dividiendo la planta urbana por cuadrículas y no pasar a una nueva cuadrícula si la tarea iniciada no está completa en la cuadrícula respectiva. La Ordenanza que creará este programa prevé la Categoría de Instructor con una remuneración acorde a la responsabilidad de la tarea. Todas estas intervenciones se realizarán en consonancia con la actividad que habitualmente realice el área de Obras públicas municipal, procurando que este programa funcione como una rueda de auxilio adicional de esa estructura preexistente.[20]

 


[1] Representaciones del Intendente en distintas poblaciones del modelo de Municipio Partido en la provincia de Buenos sin reconocimiento institucional.

[2] Poblaciones de hasta 2 mil habitantes reconocidas institucionalmente en la provincia de Santa Fé.

[3] Cravacuore, Daniel en “Los municipios argentinos (1990-2005) en Procesos políticos comparados en los municipios de Argentina y Chile (1990-2005) Daniel Cravacuore - Ricardo Israel (coordinadores). (2007) Altuna Impresores S.R.L., Doblas 1968, Buenos Aires, Argentina

[4] La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC mide solo 33 conglomerados urbanos de ciudades de más de 100 mil habitantes y aún en ese universo quedan fuera ciudades importantes y todo el territorio rural argentino.

[5] Gente que trabaja por 8 horas diarias pero está registrada solo por 4 horas.

[6] Al respecto es importante que cada gobierno local reúna información acerca de la antigüedad de las empresas familiares de su territorio, pues a mayor antigüedad en el conglomerado, mayor riesgo de desaparición de Mipymes por factores ajenos al contexto económico.

[7] En el interior bonaerense se estima una caída en la recaudación genuina del 55% en tasas relacionadas a servicios Urbanos, Comercio e Industria, un 15% en la tasa vial y aproximadamente un 40% de baja en la coparticipación que debería enviar el Gobierno Provincial según Sergio Buil, Ex Intendente del Municipio de Rivadavia.

[8] Jordá, Alain  ¿Cómo levantar tu ciudad después de la pandemia? en Ciudad Innova, 9 de abril 2020. 

[9] Se han conocido informes señalando que 80 mil Mipymes han superado la etapa inicial de acceso a las medidas previstas. Sobre un total estimado de 609 mil Mipymes argentinas, la cifra de acceso a las líneas previstas estaría así en una cifra cercana al 14% del universo empresario predominante.

[10] Desde 1960 hasta la fecha el conjunto de todos los Municipios argentinos nunca ejecutaron de manera directa más del 10 % del Gasto Público Total Consolidado, y hoy podría estimarse que su participación supera ligeramente el 6 % de ese agregado.

[11] Implica tener amortizado el envío de fondos pues hay una dependencia del Banco Nación en cada uno de los 1146 Municipios Argentinos y desde allí los Municipios pueden distribuirse asignaciones al resto de unidades locales sin jerarquía municipal.

[12] Constitución Nacional: Artículo 123.- Cada provincia dicta su propia constitución, conforme a lo dispuesto por el artículo 5 asegurando la autonomía municipal y reglando su alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero. Para no colisionar con esa normativa se propone realizar Sugerencias Indicativas a los Municipios participantes.

[13] Propuestas solo para Gobiernos de hasta 30 mil habitantes.-

[14] Todas las cifras son indicativas y calculadas a principios de Abril de 2020.

[15] La Comisión del Consejo Europeo de Jefes de Estado y Jefes de Gobierno de la Unión Europea, para distinguir la productividad por hora trabajada de la productividad por persona empleada y tratando de destacar la primera, propone diferencias conceptuales entre trabajo y empleo: El trabajo es un continuo temporal en un proceso de producción o servicio que implica una organización compleja de actividad humana y medios técnicos. en  Jáuregui, Ramón,  Egea, Francisco y de la Puerta, Javier en: El Tiempo que vivimos y el Reparto del  Trabajo, Ed. Paidós, Bs. As., 1998, pag. 222.

[16] La Comisión del Consejo Europeo de Jefes de Estado y Jefes de Gobierno de la Unión Europea, para distinguir la productividad por hora trabajada de la productividad por persona empleada y tratando de destacar la primera, propone diferencias conceptuales entre trabajo y empleo: El trabajo es un continuo temporal en un proceso de producción o servicio que implica una organización compleja de actividad humana y medios técnicos. en  Jáuregui, Ramón,  Egea, Francisco y de la Puerta, Javier en: El Tiempo que vivimos y el Reparto del  Trabajo, Ed. Paidós, Bs. As., 1998, pag. 222

[17] Como ejemplos pueden señalarse Gomerías, Bicicleterías, Talleres Mecánicos, Zapateros, Cerrajeros, Lavaderos de vehículos y servicios profesionales varios con prioridad a los asociados con tratamientos vinculados a salud sin incluir intervenciones quirúrgicas ni medicamentos.

[18] La Comisión del Consejo Europeo de Jefes de Estado y Jefes de Gobierno de la Unión Europea, para distinguir la productividad por hora trabajada de la productividad por persona empleada y tratando de destacar la primera, propone diferencias conceptuales entre trabajo y empleo: El empleo es una convención institucional que inserta al trabajador en el proceso de producción encasillándolo en una función (un lugar en el proceso productivo) y una medida de tiempo (la jornada)” en  Jáuregui, Ramón,  Egea, Francisco y de la Puerta, Javier en: El Tiempo que vivimos y el Reparto del  Trabajo, Ed. Paidós, Bs. As., 1998, pag. 222.

[19] La Comisión del Consejo Europeo de Jefes de Estado y Jefes de Gobierno de la Unión Europea, para distinguir la productividad por hora trabajada de la productividad por persona empleada y tratando de destacar la primera, propone diferencias conceptuales entre trabajo y empleo: El empleo es una convención institucional que inserta al trabajador en el proceso de producción encasillándolo en una función (un lugar en el proceso productivo) y una medida de tiempo (la jornada)” en  Jáuregui, Ramón,  Egea, Francisco y de la Puerta, Javier en: El Tiempo que vivimos y el Reparto del  Trabajo, Ed. Paidós, Bs. As., 1998, pag. 222.

[20] Esta propuesta fue realizada con la valiosa colaboración de Matías Ibarra.

 

 

Volver