martes, 04 de agosto de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Nahuel Oddone. Nahuel Alvaredo

Acción internacional de los gobiernos locales

Un canal para la gestión de las innovaciones e innovar en la gestión.

Los asuntos internacionales como resultado de la interdependencia global exigen incluir temas a escala humana tales como los ambientales y sociales, cultura, educación o atención médica y epidemias. Así es como la crisis del COVID-19 siendo un problema global requiere respuestas domésticas. En un marco caracterizado por interdependencia, dinámicas multiescalares y complemento-contradictorias, la cooperación internacional se ha convertido en una herramienta de creciente interés para los municipios.

La acción internacional de los gobiernos locales, conocida como paradiplomacia, puede constituirse en un eje transversal de gestión y articulación del quehacer municipal. Es decir, programas y proyectos de cooperación internacional a escala local pueden auxiliar en áreas políticas tan variadas como salud pública, protección del medioambiente, desarrollo económico local o promoción cultural, así como la modernización general de los sistemas administrativos de la gestión pública, entre otros.

Ante esta oportunidad, es necesario el fortalecimiento por parte de los municipios de sus capacidades proyectuales, el savoir faire de la cooperación, con lo cual es conveniente desarrollar -desde la academia y otros espacios estratégicos de articulación- acciones innovadoras de learning by doing (aprender haciendo) que les permitan ir adquiriendo dichas capacidades a medida que avanzan en la implementación de distintos proyectos, hasta llegar a obtener el financiamiento para programas más amplios.

Los proyectos de cooperación suelen ser concursados desde diferentes estructuras municipales, generalmente dependientes del ejecutivo local y que también adolecen -a veces- de un bajo nivel de autonomía y de presupuesto. En nuestra región contamos con algunas excepciones, gobiernos municipales que disponen de un cuerpo específico dedicado al accionar exterior y que adopta diferentes formas: secretaría, agencia, oficina o asesoría. Como resultado, se puede observar una relativa concentración de la cooperación internacional en los municipios con estructuras especializadas y mayores capacidades arraigadas. Priman las denominadas trayectorias como proceso incremental de adquisición de capacidades, lo que podría sintetizarse en la misiva que: “lo difícil no es ganar diez proyectos de cooperación, lo difícil es ganar el primero”. Hay varios ejemplos de administraciones municipales que forman parte de este club, generalmente las capitales nacionales, las capitales provinciales y algunas ciudades de las áreas metropolitanas.

Establecer prioridades políticas en la cooperación internacional es clave para optimizar tiempo y recursos, a modo de ejemplo Medellín prepara planes de acción anuales por intermedio de su Agencia de Cooperación Internacional. Sin embargo, la disponibilidad de planes y la proliferación de proyectos no es garantía que estos sean alineados con las estrategias locales y nacionales de desarrollo y que lleguen a presentar un fuerte grado de apropiación pero, por lo pronto, marca una correspondencia entre los procesos del territorio y el diseño proyectual como variable funcional y dependiente de las dinámicas propias observadas. La participación ciudadana será fundamental para validar la correspondencia entre procesos y proyectos, y legitimar la construcción colectiva (multiactor) que se requiere en la cooperación internacional.

Los espacios de intercambio entre municipios impulsados por redes internacionales, regionales y nacionales son una herramienta de aprendizaje, desarrollo e innovación para los gobiernos locales. La academia, asociaciones o fundaciones, y empresas de consultoría buscan acompañar a los municipios para generar el arraigo de capacidades y la apropiación de metodologías de cooperación, a la vez que se solidifican las relaciones intermunicipales para constituir comunidades de desarrollo.

De esta forma, la cooperación internacional inter-municipal contribuye con la innovación de la gestión y la gestión de las innovaciones sociales, económicas, culturales e institucionales que promuevan el desarrollo local y la buena gobernanza del territorio. Las mutaciones actuales del sistema internacional de la cooperación obligan a los municipios a trabajar articuladamente diseñando estrategias de concertación translocales.

La necesidad cooperación e innovación frente a la pandemia

La gestión local ha encontrado en la pandemia un reto a sus propias capacidades. Están en primera línea frente al COVID-19, una enfermedad propiamente urbana, ya que es en las áreas urbanas donde se está propagando con mayor velocidad y está causando mayores estragos. Los municipios están respondiendo, garantizando el funcionamiento de los servicios públicos y del transporte urbano, activando medidas de contención y desarrollando todos los incentivos económicos posibles que mitiguen los efectos sobre la economía. Su papel ha sido aún mayor en aquellos contextos donde los gobiernos nacionales no han respondido de manera eficiente a la pandemia. La crisis global generada por el brote de COVID-19 obliga a dar respuestas inmediatas a una emergencia que no tiene precedentes.

Los gobiernos locales están actuando mediante sus redes. Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y ONU-Habitat desarrollaron “Experiencia de Aprendizaje en vivo #BeyondTheOutBreak” a través de sesiones virtuales donde participan funcionarios municipales de todas las áreas de política pública desafiadas por la pandemia. Como parte de esta iniciativa, Metropolis y AL-LAS elaboraron “Ciudades por la salud global”, que reúne iniciativas de zonas urbanas para responder al COVID-19. En Sudamérica, Mercociudades puso a disposición la herramienta “Mercociudades responde al COVID-19”, cuya función es orientar a los gobiernos locales a encontrar la información disponible de fuentes oficiales, acceso a un compendio de soluciones adoptadas por otros municipios y apoyo técnico para la formulación de proyectos.

La acción internacional de los gobiernos municipales permite fomentar respuestas colectivas y facilitar el acceso a conocimientos y prácticas que distintas zonas urbanas de todo el mundo están llevando a cabo. Los gobiernos locales continúan construyendo nodos estratégicos de las distintas redes y organizaciones internacionales inter-municipales. La “nueva normalidad” probablemente reforzará el liderazgo urbano y la paradiplomacia será determinante.

Volver